Avanzan en congelamiento de cuentas de Lozoya

Ciudad de México. – La Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda (UIF) se prepara para congelar esta semana las cuentas bancarias de Emilio Lozoya: solicitó a la Comisión Nacional Bancaria de Valores (CNBV) toda la información referente a las finanzas personales del ex director de Pemex, así como las de varios ex colaboradores y familiares suyos.

Lo anterior consta en un oficio con fecha del 24 de mayo pasado firmado personalmente por el titular de la unidad, Santiago Nieto, con folio UIF/2019/000303.

En términos concretos, el oficio —del cual MILENIO obtuvo una copia—, representa para quienes son mencionados el paso previo, casi inmediato, para su integración en la lista de personas bloqueadas de la Secretaría de Hacienda, con lo que todas sus cuentas bancarias quedarán congeladas hasta nuevo aviso.

El documento en poder de este diario se encuentra dirigido a Sandro García Rojas Castillo, vicepresidente de Supervisión de Procesos Preventivos de la CNBV. En éste se solicita a la comisión entregar estados cuenta, saldos, balances y movimientos financieros de una decena de personas y empresas con cuentas en instituciones bancarias mexicanas.

Entre las personas que se incluyen en el listado y cuyas cuentas se hallan ahora en la antesala de una suspensión con extensión nacional e internacional se encuentran dos familiares inmediatos de Lozoya: su esposa, Marielle Helene Eckes, y su hermana, Gilda Susana Lozoya Austin.

Del oficio se desprende que también se halla bajo investigación quien fungiera como su ex secretario particular en Pemex, Rodrigo Arteaga Santoyo, además de una ciudadana identificada únicamente como María del Carmen Ampudia Cárdenas.

Asimismo, incluye la solicitud de todos los datos bancarios de los contadores públicos Francisco Javier Serafín Villalobos y Jorge Yañez Polo. Este último es socio y codirector del Despacho Jorge Yañez y Compañía, especializado en servicios de asesoría fiscal y contable.

La lista incluye también a dos empresas que ahora están siendo vinculadas por la UIF con las pesquisas en torno a Lozoya: ese es el caso de Yacani, compañía de capital alemán con sede en Ciudad de México que se dedica a brindar servicios inmobiliarios, así como el despacho contable Rancurello, con sede en Guadalajara.

La Unidad de Inteligencia declinó emitir comentarios respecto a si congelará las cuentas de Lozoya y compañía.

Con información de Milenio

Noticias relacionadas

Disparan contra diputada del PT en Morelos

martes 18 de junio de 2019

Accesibilidad