Baja California pide reorientar arribo de migrantes a otros estados

Tijuana. – Ante la llegada de casi seis mil migrantes centroamericanos a Baja California, se ha solicitado al gobierno federal contener el arribo de otros grupos de esta caravana o reorientar el flujo a otros puntos fronterizos.

En un comunicado, el gobierno del estado informó que esta propuesta fue presentada este lunes durante la reunión de trabajo en seguimiento a las acciones y estrategias aplicadas en atención a este tema por las autoridades de los tres órdenes de gobierno.

Mencionó que ante autoridades norteamericanas se ha gestionado la agilización en el trámite de las citas que se vayan a otorgar ante instancias migratorias de Estados Unidos, así como reorientar las deportaciones a otros puertos fronterizos.

Además, señaló que el gobernador Francisco Vega de Lamadrid reiteró, a las autoridades federales, la petición de recursos económicos para hacer frente a esta situación migratoria extraordinaria.

Manifestó que tan sólo para alimentación se estará canalizando un estimado de 16 millones de pesos mensuales, a lo que se le suma que esta situación va a durar varios meses.

En este encuentro, Vega de Lamadrid estuvo acompañado del alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum Buenrostro, y se dieron a conocer las acciones que las autoridades municipales y estatales han implementado en temas específicos.

Entre los que se incluyen el alojamiento de los migrantes, proveerles de alimentación, de servicios médicos a través de las unidades móviles del sector salud; así como de los diversos apoyos que han sido canalizados mediante las dependencias federales.

El mandatario estatal reiteró que este es un estado que se caracteriza por la migración, por lo tanto, es fundamental demostrar con hechos que atendemos dignamente a quienes llegan de otras regiones, ello bajo un acompañamiento entre sociedad y gobierno.

En cuanto al tema de seguridad, se dio a conocer que en el municipio de Tijuana han sido detenidos y puestos a disposición de las autoridades del Instituto Nacional de Migración 34 integrantes del contingente por diversas faltas.

Los 34 migrantes se encuentran sujetos al proceso correspondiente, enfatizándose que se mantiene firme una postura de cero tolerancia para quienes infrinjan las leyes vigentes en el estado y el país.

Por parte del gobierno federal, se informó acerca del envío a Baja California de 20.8 toneladas de ayuda, consistentes en dos mil 655 despensas y dos mil 875 cobertores.

Además, la Comisión Nacional del Agua (Conagua), instaló una planta potabilizadora en el deportivo Benito Juárez con capacidad de proveer un litro por segundo.

En tanto que, en las próximas horas se tiene previsto el arribo de 13 mil 206 colchonetas, seis mil 600 paquetes de aseo personal, 60 mil litros de agua, así como dos plantas potabilizadoras adicionales (una para Mexicali y otra para Tijuana).

En la misma reunión, se confirmó el apoyo de una de las cocinas de la Secretaría de Marina (Semar) para ayudar en la preparación de alimentos, la cual estará instalándose.

En cuanto a las acciones de coordinación, se dio a conocer que se han realizado visitas al albergue Benito Juárez para detección de necesidades y confirmar la entrega de ayuda canalizada.

Se sostuvo una reunión con el embajador de Honduras, quien informó que se instalará de manera permanente en inmediaciones del deportivo Benito Juárez un consulado móvil hasta que acabe la contingencia.

También se realizaron convocatorias a los consulados de El Salvador, Guatemala y Nicaragua para pedir consideren esta modalidad de consulado móvil o la posibilidad de hacer trámites de manera electrónica.

Como parte de las acciones pendientes, las autoridades federales se comprometieron a mejorar las condiciones de los migrantes que se encuentren en el albergue del deportivo Benito Juárez.

Además, garantizar el suministro de los insumos para los albergues, aumentar la presencia de personal médico por la entrada del periodo invernal. Concluir la gestión con la Sedesol para que se autorice a Liconsa y Diconsa liberar los alimentos y leche que tienen disponibles.

De igual modo, identificar con el equipo de transición las necesidades de mayor importancia y las de mediano plazo para trabajar de manera conjunta en una ruta crítica que asegure que no haya ninguna interrupción durante el cambio de administración.

Por su parte, Alejandro Encinas, próximo subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración del gobierno federal, manifestó que se puede tener la certeza de que con la entrada de la próxima administración federal se dará continuidad a estas tareas.

A través de la Secretaría de Relaciones Exteriores se mantendrán las relaciones de trabajo y coordinación con el gobierno de Estados Unidos, para evitar que esta contingencia migratoria afecte la dinámica social y económica entre ambos países, aseveró.

Con información de Notimex

Noticias relacionadas

Accesibilidad