Los beneficios de escribir a mano

MÉXICO.- ¿Hace cuánto que no escribes una carta? Ahora tomamos apuntes a través de tabletas, escribimos e-mails o mandamos mensajes de voz, pero ¿a quién no le gustaría recibir una carta escrita a mano?

«Hay veces que ni quisiera tocamos un lápiz y papel porque ya todos estamos texteando, estamos en la computadora, o sea, todo el tiempo estamos alejados de eso y realmente es muy triste porque estamos perdiendo habilidades y conexiones cerebrales que el hecho de escribir nos ayuda», afirma Rodolfo Kusulas, especialista en caligrafía.

Escribir a mano es un ejercicio de pausa. Si nos equivocamos no existe una tecla que pueda borrar lo que acabamos de poner.

En esta era digital los hermanos Kusulas buscan preservar la escritura en las nuevas generaciones a través de la caligrafía.

«La mayoría es porque buscan un escape para relajarse, para meditar haciendo letras porque requiere tanta concentración que te olvidas, o sea, entras a la zona y te olvidas de todo y te enfocas realmente en los trazos, cómo hacerlo, cómo ligarlo y  eso es muy importante para hacer palabras y entonces te relaja», señaló Aspacia Kusulas, especialista en caligrafía.

Escribir a mano suele aumentar tu capacidad para retener información, entender nuevas ideas y ser más productivo, con el extra de eliminar las distracciones de nuestro celular.

«Creo que nos deberíamos de preocupar que ya estamos haciendo las cosas para la aprobación de los demás (…) qué escribo, pero qué escribo para que le guste al otro, si lo pongo en Instagram tengo que poner algo super padre para que tenga ‘Likes’, o sea, ya no es algo que te están haciendo. Ya no es una carta y aunque nadie la lea yo me siento bien porque se la estoy mandando a mi papá», comentó Ana Cris Gastelúm, influencer.

De acuerdo con un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Princeton, los cerebros que toman notas en papel están trabajando para asimilar, resumir y capturar lo esencial de la información.

Esto, a su vez, fomenta la comprensión y la retención.

«Yo como maestra de, ya no tan niños, adolescentes sí les pedimos mucho escribir. Creo que es bien importante para que ellos sigan desarrollando esta habilidad, es una habilidad que cuesta mucho trabajo ahorita con tanto ataque digital, seguir desarrollando y que puede muchísimo ayudarles a coordinación», dijo Michelle Rivera, docente.

Inclusive otro de los estudios reveló que escribir manualmente ayuda a mantener a nuestro cerebro activo en diferentes vías neuronales.

En entrevista con Paola Rojas, el neurocientífico Eduardo Calixto habló sobre los procesos que se pierden en el cerebro al dejar de escribir a mano.

«Hay varios factores. Uno es, lo más inmediato es la atención y el proceso cognitivo de estar específicamente a lo que estamos escribiendo. Siempre que tomamos un lápiz y un papel el hecho de sentir rápido ese procesamiento hace que el cerebro ponga más atención a lo que está escribiendo, incluso el evento emotivo es más significativo. Ponemos 40 por ciento más atención escribiendo a puño y letra que estar escribiendo en un teclado».

«Indicó que la organización de las redes neuronales, los códigos de información que tiene el cerebro cuando son escribiendo en un teclado o con un dedo en un teléfono celular o una tableta prácticamente nos cambian incluso el proceso emotivo. Esto indica claramente que a veces escribimos en estos medios de comunicación (…) y se nos olvida más rápido lo que estuvimos escribiendo», explicó.

El experto detalló que quienes escriben en computadora sólo recuerdan el 10 por ciento de la información, mientras que quienes escriben a mano se pueden acordar hasta del 70 por ciento.

«Escribir permite, además de conectar neuronas de memoria de emoción con procesos mecánicos-motores que hace que el cerebro tenga una mayor capacidad para el futuro para poder hacer más cosas, entonces la escritura a puño y letra es esencial, digamos, es motivante de la plasticidad neuronal».

Sobre el caso de la lectura, señaló:

«El hecho de tener una pantalla que nos está dando información al cerebro, a los ojos, esa iluminación puede incluso cansar más a un ojo que está siguiendo una hoja de papel y que le está cambiando. En este contexto, hoy sí podemos decir que se lee más, en términos generales, un libro que una pantalla o una computadora estando leyendo. Cansa más por el mismo procesamiento de que está fijo y por la iluminación que se tiene».

«Hay un dato característico (…) en algunas escuelas les piden (a los niños) que estén escribiendo, tomando notas de la clase con teclado, este dato significativo implica claramente que son niños que van a tener más dificultad para poner atención por más tiempo».

Calixto agregó que es muy importante que los menores, entre los 8 y 14 años, escriban a mano, hagan resúmenes en papel y eventualmente después de esa edad comiencen a utilizar el teclado.

«Pero siempre va a ser importante para el cerebro tomar puño y letra (…) para aprender, para memorizar, pero también para poner atención por mucho tiempo, y esto definitivamente hoy sí lo estamos perdiendo en nuestras escuelas. (…) Y de nuevo 8 – 14 años es esta edad donde debemos de tener mucho cuidado».

 

Con información de Noticieros Televisa 

Noticias relacionadas

Arde Amazonia a paso acelerado

jueves 22 de agosto de 2019

Accesibilidad