Bodas en línea como alternativa para casarse en China

China.- La tecnología ha demostrado ser una aliada eficaz en la lucha contra el coronavirus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad covid-19, pues su implementación en las investigaciones y dispositivos que estudian y evitan la propagación del virus ha permitido salvar muchas vidas, por ejemplo, los Cascos Inteligentes en Emiratos Árabes y el perro robot en Singapur. Aunque también se ha usado para llevar a cabo actividades más cotidianas, como ocurre en China, donde facilita que los habitantes tengan bodas en línea.

Aunque no hay ceremonia en la iglesia, ni banquete para 200 personas, esta modalidad surgida por la cuarentena permite que los novios estén acompañados por miles y hasta millones de espectadores de forma virtual.

Las medidas sanitarias para combatir y controlar el covid-19 han obligado a muchas parejas a aplazar su boda o a hacerla en pequeños grupos, pero en un país tan poblado y conectado como China, los enamorados no dudan en invitar a decenas de miles de personas a seguir la ceremonia por Internet. Es lo que hicieron Ma Jialun y su esposa Zhang Yitong: invitaron a más de 100 mil desconocidos a presenciar el día más feliz de sus vidas en la plataforma de vídeo en línea Bilibili.

«Ha sido genial poder compartir nuestra felicidad con mucha gente, incluidos internautas desconocidos», contó Ma Jialun.

Durante la celebración, los novios recibieron incontables Me gusta, felicitaciones, regalos y los tradicionales sobres rojos con dinero. Aunque en el acto, celebrado el pasado 1 de mayo en Hangzhou, la capital de la provincia china de Zhejiang, solo una decena de personas estaba presente físicamente.

En China, las bodas suelen consistir en una celebración en la alcaldía o en algún lugar de culto. Los novios se limitan habitualmente a invitar a sus allegados en un hotel o restaurante, después de multiplicar las sesiones de fotos con trajes de novios alquilados en lugares considerados románticos. Pero mientras la vida recupera la normalidad en el país asiático con la disminución drástica de casos de contagio, las grandes congregaciones y los banquetes de matrimonio siguen prohibidos.

Liu Wenchao y su prometida tuvieron un enlace sencillo: intercambiaron los anillos, brindaron y comieron aperitivos en la habitación donde iban a pasar su noche de bodas, pero el vídeo del acontecimiento, difundido también en Bilibili, fue un éxito: 5 millones de visitas y más de 860 mil Me gusta.

«No me esperaba que a tanta gente le gustara nuestro vídeo (…) Probablemente la gente necesita noticias buenas durante este largo periodo de epidemia», dijo la recién casada.

Con información de Milenio.

Noticias relacionadas

Accesibilidad