Bolsonaro participa en manifestación ignorando medidas de prevención contra coronavirus

Brasil.- El domingo, cientos de seguidores de Jair Bolsonaro, mandatario de Brasil, se reunieron cerca del palacio del Gobierno para expresar su apoyo al mismo, quien se mezcló entre las personas sin traer puesto un cubrebocas. Ignorando una vez más las recomendaciones ante la contingencia sanitaria. Brasil registra 22.000 defunciones.

El líder ultraderechista se asoció con sus seguidores luego de llevar a cabo un sobrevuelo por Brasilia, en donde fue testigo de una multitudinaria caravana de vehículos, la cual se juntó por varias calles a la redonda de la sede del Gobierno, Planalto.

Bolsonaro ha comparado el virus con una «gripita» y argumenta que las medidas para quedarse en casa están dañando de manera innecesaria a la economía.

Saludos y abrazos

«Estoy aquí en Brasilia ahora, en una manifestación espontánea del pueblo por la democracia y la libertad y buscando que Brasil salga adelante», dijo Bolsonaro mientras se dirigía a los manifestantes, en declaraciones que fueron registradas en uno de los videos que sobre la jornada publicó el mandatario en Facebook el domingo.

Casi sin poder moverse entre la aglomeración, Bolsonaro saludó a varios de los seguidores y hasta abrazó y cargó niños en sus brazos. Sonrió mientras sus partidarios le gritaban:»¡Leyenda!» y «¡El pueblo te apoya, Bolsonaro!».

Aunque Bolsonaro tiene una sólida base que lo apoya, cerca del 30% de los votantes, de acuerdo con encuestas, enfrenta una gran cantidad de críticos por su manejo de la crisis del coronavirus, y por una explosiva investigación que busca aclarar si obstruyó a la justicia al tratar de proteger a su familia de indagatorias de la policía.

La investigación dio un giro sorprendente el viernes cuando Celso Mello, el juez de la Corte Suprema que la ordenó, publicó un video de una reunión de gabinete del 22 de abril que los investigadores han estado analizando en busca de pruebas.

En el video, Bolsonaro y sus ministros lanzan insultos a gobernadores de estados, hablan de encarcelar a jueces de la Corte Suprema y apenas mencionan la pandemia del coronavirus en un momento en que se estaba convirtiendo en una bola de nieve en Brasil.

Algunas veces identificado como un «Trump tropical», Bolsonaro ha roto con frecuencia las reglas de distanciamiento social.

Durante la pandemia, el presidente brasileño ha coqueteado con la controversia al asistir a mítines, saliendo a comer a la calle, organizando asados y asistiendo al campo de tiro.

Brasil es el segundo país del mundo, después de EE. UU., con mayor número de contagios por el COVID-19, con más de 347.000 infectados y unos 22.000 fallecimientos.

Con información de DW.

Noticias relacionadas

Accesibilidad