Brilla Shawn Mendes en el Palacio de los Deportes

México.- El cantante canadiense premió a sus fans por la espera y su paciencia y con su guitarra y piano dejó cautivado a todo el público que asistió a verlo.

Tras las críticas que le cayeron a Shawn Mendes por no haberse dado el tiempo de tomarse fotografías con sus fans, firmar autógrafos o si quiera mandarles un mensaje, todo esto ya fue perdonando por los 15 mil espectadores que presenciaron su concierto.

El público cantaba y bailaba al ritmo de las 28 canciones que cantó Shawn.

Él tuvo la culpa. “Por favor, no dejen de cantar tan fuerte como lo están haciendo”, dijo. Shawn no necesitó comentarlo dos veces, porque representa los sueños adolescentes que anhelan a su güerito, de sonrisa natural, de facha rebelde y con una guitarra que les cante al oído «There’s Nothing Holdin’ me Back».

La química que se estableció en el segundo concierto que da Shawn en la Ciudad de México fue algo de llamar la atención. Este tipo de relación que existe entre artista y fanático es algo que fortalece y aumenta la fama del cantante. Porque para todos los chicos y chicas que quedaron cautivados con los distintos temas que tocaba, es un recuerdo que prevalecerá en su memoria por el resto de sus vidas. Es una experiencia inolvidable y gratificante para todos los jóvenes.

Era como si desde antes de que comenzara el evento, los espectadores y Shawn Mendes hubieran practicado cada movimiento y cada canción, pues todo el show tenía muy estudiado cual era el siguiente paso que iba a dar. En ningún momento las personas dejaron de alentar, ovacionar, cantar y disfrutar. Esperaron todo un año desde que el intérprete de “Stiches” y “Never Be Alone” anunció que iba a realizar un evento en el Palacio de los Deportes. Definitivamente la espera valió la pena.

Mendes brillaba en medio de la horda de adolescentes, cuando se quitó su chaleco, tomó asiento en su piano y junto a una rosa blanquinegra para comenzar con el set de cortavenas.

“La gente de Ciudad de México es tan fuerte, que puedo sentir una magia verdadera en este sitio”, se sinceró mientras en la grada el grito de “cervezas, refrescos” desentonaba el mood venido del corazón.

En el piano interpretaba “I Wana Dance With Somebody”, “Becuase I Had You” y “A Little Too Much”. Un detalle muy decoroso y en honor al pueblo mexicano que se comportó a las mil maravillas, cobijaba su instrumento con una bandera mexicana y una rosa.

Cuando entonó “Treat You Better”, las mexicanas sintieron que en ese momento si las trató bien, a comparación de su llegada al aeropuerto hasta su hospedaje en el hotel.

“Se trata de discutir el sentimiento de cambiar el mundo ahora, porque ustedes tienen el poder”, fue el discurso que marcó la rola “Youth”.

La conclusión del concierto fue un poco después de las 22.00 de la noche, con “Fix You” y “In My Blood”

Con información de Excélsior.

Noticias relacionadas

Accesibilidad