Busca Rodrigo Prieto su tercera estatuilla

México.- El director mexicano de fotografía busca llevarse su tercer premio con el trabajo realizado en la cinta de El Irlandés.

Rodrigo Prieto tenía 10 años cuando hizo su primera película como responsable de una cámara: se llamaba Muñecos del terror y, en ella, estos cobraban vida.

“La hicimos con mi hermano Antonio de 12 años y era animación cuadro por cuadro”.

“En mi familia había todo tipo de profesiones, pero mi mamá era artista amateur, le gustaba pintar, y mi papá era ingeniero aeronáutico, quien tenía el hobby de la cámara”, agrega Prieto, de 54 años. Más de cuatro décadas después, Prieto buscará este domingo y por tercera ocasión el Oscar a Mejor fotografía por su trabajo en The Irishman, dirigida por Martin Scorsese.

No es algo que le quite el sueño, advierte, pero si lo obtiene estará feliz. En su niñez era fan del cine de terror y ciencia ficción. En el ciclo Permanencia Voluntaria de televisión vio filmes como El planeta de los simios y Furia de titanes. También King Kong y aunque sabía que varias cosas eran hechas con miniaturas, para él era magia.

“La familia siempre nos apoyó con la condición de que recogiéramos todo, porque luego poníamos cartulinas en las ventanas hasta que anochecía”.

Ya en la preparatoria, quien ha trabajado con Ang Lee (Broke back mountain) y Oliver Stone (Alexander), en lugar de entregar trabajos escolares en papel, hacía videos en Super 8.

“Entonces una maestra me dijo que había una escuela de cine, sobre Conscripto (en la Ciudad de México, que ya cerró) y fui”. El resto es historia.

Nadine Marcova (1985-86)

Fue mi mentora. Estuve con ella un año en estudio de foto ja y aprendí más en forma los principios fotográficos. Ese año fue a fotogafiar a Los Ángeles una película que se llamó Welcome María y yo le ayudé.

El CCC (1986)

La primera vez que apliqué al Centro de Capacitación Cinematográfica no me aceptaron, pero me salió bien eso, porque entonces trabajé en campañas con todo tipo de modelos y aprendí mucho. Después volví al CCC.

Edipo Alcalde (1996)

La productora Dulce Kuri hablaba de una producción con Gabriel García Márquez y pregunté si ya tenían fotógrafo (risas). Entré y ya en el rodaje hubo un accidente con una máquina de relámpagos.

Amores Perros (1999)

A veces uno es irresponsable y no sabes cuándo uno se está pasando y fue el caso de Amores perros donde me amarré al cofre de un coche para filmar. Es algo que jamás volvería a hacer o pensar.

Babel (2006)

En Japón no daban permisos de filmar en el metro. Entonces se llenó un vagón en la estación de salida con puros extras y no dejaban entrar a nadie. Llevábamos la cámara, todo en back packs para filmar entre estaciones.

Los Abrazos Rotos (2009)

Cuando Pedro Almodóvar me contrató me dijo que era por la penumbra lograda en 8 mille (con Eminem) y que, al ser mexicano, le parecía no iba a tener pudor con respecto al color en el set (risas).

The Wolf of Wall Street (2013), Silence (2016) y The Irishman (2019). Martin Scorsese es un director muy claro, diseña el movimiento de cámara, si va a ser estática o si va a ser vertiginosa. En Silence escalaba con nosotros.

Con información de El Universal.

Noticias relacionadas

Accesibilidad