Carlos Santana en México: «mi música es una ofrenda de amor»

México. – Carlos Santana presentó en México su más reciente álbum, Africa Speaks, al que califica como un material con música que es “una brujería, un hechizo divino”.

Si no hubiera sido músico, Carlos Santana sería un curandero, pues dice conocer bien el valor medicinal de las hierbas; pero no está lejos de lograrlo, ya que el objetivo de su próximo material discográfico, Africa Speaks, es tirar muros, sanar el alma sus escuchas y ayudarlos a encontrar la luz.

“De todo corazón deseo que esta música tenga un impacto, para que haya armonía, unión, elegancia, excelencia y no paredes o muros, sino puro corazón; esto que hicimos es una ofrenda de amor”, dice al presentar el álbum que espera lanzar a mitad de año y que ofrece una estimulante fusión entre el rock de su guitarra y la música africana.

Y añade: “Esta música es una brujería, un hechizo divino. Como John Lennon y Bob Marley,quiero corregir y curar la enfermedad de la superioridad, la división, el miedo y las ilusiones falsas. Es música medicinal, que invita a cada persona a que pueda reconocer su propia luz y hacerla ver que puede hacer la diferencia”.

Desde siempre ha estado plantado en su conciencia tocar estos ritmos, su fascinación primera fue la música africana y, en su opinión, ahí está el futuro. Admira que en África la gente vive en extrema pobreza, pero en cuanto comienzan a tocar se vuelven más ricos que los ricos, por el simple hecho de que saben gozar de la vida.

Llegar a este ritmo es un triunfo en sus 50 años de trayectoria, más aún cuando lo hace acompañado de voces como las de Buika y Laura Mvula pues, aunque reconoce a colegas como Javier Bátiz y aprendió de leyendas de la música internacional, él prefiere oír a las mujeres.

Aretha Franklin fue una de sus inspiraciones; por supuesto, ahora también lo es su esposa y baterista Cindy Blackman Santana; además, lleva a todos lados la fuerza de convicción de su madre. “Me gusta complacer a las mujeres y aprendí que es importante tratar a todas como lo hago con mi madre”, señala. El maestro está listo para otra ola musical, a través de la cual se pueda lograr que las mujeres tengan igualdad en todos los aspectos; que exista una época sin religión ni política, y donde haya corazón.

“Mi propósito es conectar los corazones de la gente con su propia luz, el dinero y la fortuna acumulan polvo, pero cuando puedes despertar a cada persona es el triunfo más grande; prefiero usar la música para que la gente vea que puede hacer lo imposible”, indica.

Pero la tarea no solo es suya, por eso recuerda que, sin importar la edad, todos debemos comportarnos con excelencia; a los jóvenes, los invita a gozar, pero también a que no desperdicien sus sueños y mejor utilicen su energía en convertir “la tierra en el cielo”. Finalmente, y como una muestra de lo que todos pueden lograr, recuerda que de niño fue víctima de abuso sexual y eso repercutió en su carrera, pero aprendió a transformar la oscuridad y, desde entonces, articula música con más fuerza y claridad.

Africa Speaks cuenta con la producción de Rick Rubin; el músico y su banda de ocho integrantes pasaron 10 días en los Shangri-La Studios, en Malibú, California, donde grabaron muchos de los temas en una sola toma.


Con información de Milenio.

Noticias relacionadas

Dan de alta a Joaquín Sabina

domingo 23 de febrero de 2020

Accesibilidad