Caso George Floyd: acusan de homicidio a policía

MUNDO.- Autoridades de Estados Unidos acusaron este viernes de homicidio al policía de Minneapolis que mató a George Floyd al someterlo y aplastar su cuello con la rodilla.

Derek Chauvin, de 44 años, fue acusado de homicidio en tercer grado y de homicidio culposo por la muerte de George Floyd. También fue acusado de hacer caso omiso a otro agente que estaba en el lugar y que expresó su preocupación sobre el detenido que yacía esposado en el piso y se quejaba de que no podía respirar. Floyd había sido arrestado bajo sospecha de que usó un billete falso en una pequeña tienda de comestibles.

El abogado de la familia de Floyd dio el visto bueno al arresto de Chauvin, pero dijo que esperaba un cargo de homicidio más grave y que quería que todos los agentes involucrados fueran arrestados.

El fiscal del condado Hennepin, Mike Freeman, dijo que existía la posibilidad de que se presentaran más cargos. Señaló que la investigación en relación con los otros tres agentes seguía en curso, pero que las autoridades “sintieron que era apropiado enfocarse en el perpetrador más peligroso”.

Mientras tanto, el alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, declaró un toque de queda de las 8 de la noche a las 6 de la mañana para el viernes y el sábado. En la orden se afirma que nadie puede estar en la calle a excepción de los servicios de emergencia, las personas que requieran asistencia médica, las que estén huyendo de algún peligro o las que carezcan de hogar.

“Sé que cualquier esperanza que ustedes sientan hoy está atemperada por el escepticismo y una indignación justa”, afirmó Frey en un comunicado. “La decisión que tomó el fiscal del condado hoy es un paso inicial esencial en un camino más largo para que se haga justicia y nuestra ciudad sane”.

De acuerdo con la denuncia penal, Chauvin supuestamente desatendió las inquietudes de otro policía, quien quería poner a Floyd de lado mientras estaba inmovilizado en el piso.

Los documentos también señalan que una autopsia no reveló nada que sustente el estrangulamiento como causa de la muerte. El examen concluyó que los efectos combinados de la inmovilización, posibles estupefacientes en el sistema de Floyd y sus problemas de salud subyacentes, incluida una enfermedad cardíaca, probablemente contribuyeron a su deceso. La familia de Floyd pidió una autopsia independiente.

La policía trataba de subir a Floyd a un vehículo cuando se puso tieso y cayó al suelo, alegando que era claustrofóbico, dice la denuncia. Chauvin y el agente Tou Thoa llegaron al sitio para ayudar y trataron varias veces subir a Floyd al vehículo, pero éste opuso resistencia, según los documentos.

En un momento, Chauvin sacó a Floyd del lado del pasajero del auto y el hombre, quien estaba esposado, cayó al suelo boca abajo. El agente J.K. Kueng sostuvo la espalda de Floyd y el agente Thomas Lane sus piernas, mientras que Chauvin colocó la rodilla sobre la zona de su cabeza y cuello, señala la denuncia.

Cuando el agente Lane preguntó si debían poner de lado a Floyd, Chauvin respondió: “No, quédense donde lo tenemos”. Lane dijo que le “preocupaba el síndrome del delirio agitado o lo que sea”, y Chauvin dijo: “Por eso lo tenemos boca abajo”, según el texto.

Luego de que Floyd aparentemente dejó de respirar, Lane nuevamente dijo que quería ponerlo de lado. Kueng trató de tomar el pulso en la muñeca y dijo que no podía encontrarlo, se lee en la denuncia.

Chauvin tuvo la rodilla sobre el cuello de Floyd durante 8 minutos, 46 segundos, incluidos casi tres minutos después de que Floyd dejó de moverse y de hablar, de acuerdo con el documento.

El abogado de Chauvin no ofreció comentarios cuando fue contactado por The Associated Press.

Freeman, cuyo hogar también fue objeto de protestas, destacó la “velocidad extraordinaria” en presentar el caso sólo cuatro días después del deceso de Floyd, pero también se defendió de las interrogantes sobre por qué no ocurrió antes. Dijo que su oficina necesitaba tiempo para juntar la evidencia, incluido lo que llamó el “horrendo” video grabado por un transeúnte.

Los cuatro agentes que estuvieron en el sitio de la muerte de Floyd el lunes fueron despedidos al día siguiente.

De momento no estaba claro si la detención de Chauvin calmaría los disturbios, que se intensificaron el jueves cuando los manifestantes incendiaron una comisaría de Minneapolis poco después de que los agentes salieran de ella.

Las protestas se extendieron por Estados Unidos, azuzadas por la indignación en torno a la muerte de Floyd, y por años de violencia contra los afroestadounidenses a manos de la policía. Los manifestantes se enfrentaron con agentes en Nueva York y bloquearon el tránsito en Columbus, Ohio, y Denver.

Las noticias del arresto se produjeron después de que el gobernador de Minnesota Tim Walz reconoció el “fracaso absoluto” de la respuesta a las protestas y pidió pronta justicia. Walz dijo que el estado se ha hecho cargo de la respuesta a la violencia.

“Minneapolis y St. Paul están en llamas. El fuego sigue ardiendo en nuestras calles. Las cenizas son símbolo de décadas y generaciones de dolor, de sufrimiento inaudito”, dijo Walz y añadió: “Ahora generaciones de dolor se están manifestando frente al mundo y el mundo está observando”.

El presidente Donald Trump amenazó con tomar medidas por su cuenta, y tuiteó que “cuando comienzan los saqueos, comienzan los disparos”, ante lo cual Twitter etiquetó su mensaje por “glorificar la violencia”. Posteriormente el mandatario dijo que se refería a los tiros efectuados durante las protestas.

Con información de AP / Foto: Twitter

Noticias relacionadas

CLOSE
CLOSE
Accesibilidad