CDMX: pese a COVID-19, bares y antros operan de forma clandestina

MÉXICO.- El repunte de contagios de COVID-19 se está presentando principalmente, según las autoridades de Salud de la Ciudad de México, entre personas que por distintos motivos no se han vacunado, pero también entre la población joven.

Muchos están acudiendo a fiestas y reuniones en bares y antros que están operando de forma clandestina en la Ciudad de México.

En un antro en la Zona Rosa la pandemia se queda en la calle. Dentro, resguardado por cortinas oscuras, la fiesta sigue hasta la madrugada.La puerta se cierra a las 10:30 y sigue el relajo hasta las 2, 3 de la mañana, aunque esté la puerta cerrada y la salida es por una puerta trasera clandestina. 

Sólo 50 pesos de cover para acceder a dos plantas con más de 400 personas, unos cuantos empleados traen cubrebocas, el resto de asistentes sin ningún tipo de medida sanitaria.

En la calle de Amberes, bares como el King y El Macho estaban a reventar, eso sí, nadie podía tomar fotos o videos porque el personal de seguridad del lugar te expulsaba y te forzaba a eliminar las imágenes, eso hicieron con el material recopilado por En Punto.

En algunos casos, al entrar a estos lugares se les coloca a los celulares un adherible en la lente de la cámara para evitar fotografías y videos dentro del evento y poder ser descubiertos.

Con invitaciones a través de las redes sociales, sin revelar la ubicación del evento, para evitar ser rastreados por las autoridades, se realiza la convocatoria al evento. 

Son bares, discotecas, terrazas o restaurantes que, en muchas ocasiones, desde el miércoles o jueves se transforman en los llamados “antros” y terminan sus actividades alrededor de las 4 o 5 de la mañana. 

Ahí los jóvenes cantan, bailan, fuman y beben olvidando las recomendaciones sanitarias establecidas por las autoridades. 

“A mí nunca me ha dado, pero yo siempre he salido, en semáforo rojo, naranja, a lo mejor ya me dio ¿no? sí me da miedo llevarlo a mis papás, pero pues ya están vacunados”, dijo uno de los asistentes.

En ocasiones estas fiestas masivas se realizan a unos metros de patrullas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, quienes son testigos de la operación de estos establecimientos, como esta patrulla ubicada sobre la avenida Acoxpa, en el sur de la ciudad de México, en donde hay una gran cantidad de centros de entretenimiento nocturnos, funcionado hasta altas horas de la madrugada.

Afuera, un policía de la Secretaría de Seguridad Ciudadana ignoraba la saturación en los establecimientos.

Esto pese a que en la Ciudad de México, los bares y antros sólo pueden operar como restaurantes, con un horario en interiores hasta las 8 de la noche y con un aforo máximo del 30 por ciento.

A las 12 de la noche la calle Madero, en el Centro Histórico de la Ciudad de México luce casi vacía, pero sólo es cuestión de atravesar una persiana de metal para encontrar una fiesta con más de 300 personas en la Terraza Quinta Bar.

Adentro hay todo menos sana distancia, gel antibacterial y los cubrebocas están en el suelo.

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México anunció que esta semana la Agencia Digital de iInnovación Pública presentará una medida para permitir que los antros y bares reanuden actividades.

La Asociación Mexicana de Bares, Discotecas y Centros Nocturnos, estima que ante las prohibiciones durante la pandemia, un 80% de estos lugares han cerrado permanentemente, provocando pérdidas de hasta 100 mil millones de pesos.

“Nosotros estamos dispuestos, lo hemos platicado en el consejo, estamos dispuestos a hacerlo si está es la medida o si esa es la puerta para poder reactivar la vida nocturna”, dijo Helking Aguilar, presidente de la Asociación Mexicana, de Bares, Discotecas y centros nocturnos.

Entre las alcaldías que mayor número de centros de entretenimiento nocturno clandestino concentran son: Cuauhtémoc, Tlalpan, Álvaro Obregón, Coyoacán y Benito Juárez 

La Secretaría de Gobierno de la CDMX, en una tarjeta informativa, dijo que los establecimientos mercantiles con giro preponderadamente de venta de bebidas alcohólicas por copeo sin alimentos, únicamente pueden operar como restaurantes, de acuerdo con los lineamientos de los programas “Reabre” y “Ciudad Al Aire Libre”, y para verificar su cumplimiento se realiza el programa “La Noche es de Todos”, mediante visitas que realizan el INVEA y otras dependencias a dichos establecimientos, se llevan a cabo verificaciones sin sanción y sensibilización de medidas sanitarias para salvaguardar la seguridad de clientes, vecinos o transeúntes; apercibimientos por escrito o suspensiones de actividades en casos donde se observa omisión por parte de los propietarios o incumplimientos de la ley.

Con información y foto de Noticieros Televisa

Noticias relacionadas

Japonés prueba su primer pozole y se hace viral

miércoles 4 de agosto de 2021

Accesibilidad