Censuran canciones de Michael Jackson en Australia y Canadá

Australia y Canadá. – Radios de Australia, Canadá y Nueva Zelanda decidieron no pasar temas de Michael Jackson en reacción a las nuevas denuncias de abuso sexual del Rey del pop.

El grupo de radios Nova Entertainment de Sídney es el último en haber decidido, ayer, censurar a Jackson. La decisión se tomó luego de la difusión en Estados Unidos del documental Leaving Neverland en el que dos hombres denuncian que Jackson abusó sexualmente de ellos durante años.

“Dado lo que sucede en este momento, SmoothFM ya no emitirá ninguna canción de Michael Jackson”, indicó el director de programación de Nova, Paul Jackson, citado por la prensa local. El documental aún no fue difundido en Australia.

Otro grupo de radios australiano, ARN, indicó que seguía “de cerca el sentimiento de la audiencia con los artistas”. En Nueva Zelanda ya casi no se escuchan en las radios las canciones de Jackson luego de la decisión de dejar de emitirlas de los dos principales grupos de radios, MediaWorks y NZME.

El documental de HBO difundido el fin de semana en Estados Unidos, de cuatro horas de duración, presenta las historias de dos hombres que dicen que Jackson, quien murió hace casi una década, abusó sexualmente de ellos cuando eran menores de edad. Esta semana decenas de cadenas de radio canadienses tomaron la decisión de no emitir más los grandes temas de Jackson.

“Estamos atentos a los comentarios de nuestros espectadores, y el documental emitido el domingo por la tarde generó reacciones”, dijo Christine Dicaire, de Cogeco, que opera 22 estaciones en Quebec y otra en Ontario.

“Preferimos, por el momento, observar la situación eliminando las canciones de nuestras estaciones”, agregó.

En Gran Bretaña, en donde Leaving Neverland debía ser transmitido el miércoles y ayer, los informes de prensa sostienen que la BBC también se plegó a las decisiones de otras radios y archivó la música de Jackson.

La decisión de no emitir más música de Jackson dañará sin lugar a dudas la marca y podría traducirse en pérdidas vinculadas a los derechos de autor por la difusión en radios. Sony Music Entertainment pagó el año pasado 250 millones de dólares para prorrogar sus derechos de distribución de la música de Jackson, una operación llevada a cabo antes de que viese la luz el polémico documental.

Según informó The Wall Street Journal, el acuerdo entró en vigor el pasado 1 de enero y permite a Sony distribuir durante siete años más las grabaciones del músico a nivel mundial. A cambio, la discográfica pagó a los herederos de Jackson 250 millones de dólares, un contrato considerado como uno de los mayores en este ámbito.

Con información de Excélsior.

Noticias relacionadas

CLOSE
CLOSE
Accesibilidad