Centro Histórico de CDMX, al tope

MÉXICO.- Pese a la pandemia, la actividad en el Centro Histórico de la CDMX sigue a tope, la gente sigue comprando para las fiestas de Navidad y los comerciantes surtiéndose.

“Siempre que vengo, vengo comprar también estambre. Sí vengo a checar precios. Este me salió más caro allá atrás, y ahorita me salió este a 35 pesos”, dijo María Mercedes Estrada, clienta del Centro Histórico.

María Mercedes, de 70 años, acudió desde Ecatepec, al Centro Histórico de la Ciudad de México a varias diligencias. A entregar un dinero, rescatar el reloj y alhajas que empeñó para sobrevivir la pandemia y de paso, comprar un listón para las esferas con las que decorará su árbol de Navidad.

“Mientras venga bien toda equipada, mi cubrebocas y mis guantes y el gel, que me andan dando cada rato. No, no me da miedo. Cuando me sienta así muy cansada y todo es cuando no salgo de la casa”, dijo

“Ahora sí ha habido mucha gente. Más que otras veces, como estuvimos encerrados y ahorita ya se vienen las fiestas, pues no están agarrando así. Vámonos, con prisa”, insistió María.

Como ella, otras personas acuden a las calles céntricas a adquirir diversos artículos de temporada. Manuel, quien vive en Huajuapan de León, Oaxaca, a más de 300 km de la Ciudad de México, dice que acude a surtirse del tipo de mercancía que sus clientes buscan en estas fechas.

“Vine a comprar nacimientos, espirales, regalos. Ahorita como en Navidad, pues se puede conseguir la mercancía un poco más barata. Sí es un poco riesgoso y es mucho el tramo que hacemos para conseguir la mercancía, pero es lo que se vende”, insistió.

Manuel se abre paso entre decenas de personas. Dice que algunos precios se elevaron, porque los proveedores pensaron que no habría ventas.

“Irónico porque en este año se vendió más que en el anterior y es lo que están buscando y trato de conseguir lo más que puedo. Hay muchos locales que te brindan gel y te toman la temperatura para poder acceder, y eso está bien”, detalló Manuel.

Cientos de locales enfrentan la pandemia con medidas básicas como otorgar gel a los clientes, medir temperatura y pedir distancia entre las personas.

“Sí se vende, o sea, pues la gente tiene que venir a comprar los artículos. Sí nos afecta, pero no al 100 , pues sí da temor, pero tenemos que salir porque tenemos familias”, insistió la señora Lupita.

Los locatarios ven una oportunidad de recuperar su economía con el repunte de las ventas este mes, aunque no todos son optimistas. Eduardo, un libanés que desde hace 50 años vende ropa escolar en Correo Mayor, dice que entra mucha gente a su negocio pero solo a preguntar.

“Vengo aquí matar el tiempo, me quedo a la casa me enfermo. No compra la gente, no tiene dinero, viene al centro pasear, comer helados, palomitas”, dijo.

Felipe Rojas, quien se gana la vida como diablero, asegura que el flujo de gente es el mismo que el de hace un año.

“Siento que hay más gente, siento que hay más movimiento, a pesar de los meses pasados. En general pues yo lo veo que va marchando al 100 por ciento”, dijo.

Mireya afirma que no solo viene por artículos navideños. Cuenta que tras más de un año sin visitar el Centro vino, junto con sus hermanas, a comprar ropa para sus hijos desde Milpa Alta.

“Ahorita por lo de la pandemia, creo ya crecieron, ya subieron más de peso, hay muchisísima gente, pues sí nos da un poquito de temor, pero pues nos salimos a arriesgar”, concluyó Mireya Rosales, clienta.

Con información y foto de Noticieros Televisa

Noticias relacionadas

Falleció Larry King

sábado 23 de enero de 2021

Accesibilidad