Los efectos de someterse a cirugías estéticas en la adolescencia

MÉXICO.- Ana Paola tiene 16 años. Estudia la preparatoria y ama la estética; y así lo refleja en sus fotografías. Piensa dedicarse a ello de manera profesional.

 

“Casi siempre cuando hago sesiones me dicen como cuando las edites me arreglas esto, me haces mas delgada la cara, me quitas, me haces mas delgada y muchas cosas y no se me hace que sea necesario”.

Y ese gusto por la estética también la refleja en su físico.

“Hace tres años estaba en un viaje en carretera muy largo y me estaba tomando fotos, porque me aburrí y me di cuenta que mi nariz estaba, o sea, muy fea y como que ahí me di cuenta que no me gustaba y me quería operar, pero estaba muy chiquita y me dijeron que a los 15 y luego que hasta los 16”.

Hace tres meses, Ana Paola fue intervenida de una cirugía estética y funcional de la nariz: tabique desviado, el diagnóstico médico. Cuestión de seguridad y autoestima sus razones.

“Mucha inseguridad porque a veces que salía me decían como que pareces bruja, o sea, sí estaba feo porque mi nariz era muy grande y en general de perfil arruinaba todo (…) todo el mundo era como si tuviera la nariz bonita se vería muchísimo mejor”.

La Asociación Estadounidense de Cirujanos Plásticos (ASPS, por sus siglas en inglés) asegura que en promedio cada año se realizan 60 mil operaciones estéticas en pacientes entre 13 y 19 años.

Entre las más comunes están:

  • Aumento o reducción de senos
  • Cirugía de nariz
  • Cirugía de orejas
  • Liposucción

Además, un reciente estudio de la Academia Estadounidense de Cirugía Facial, Plástica y Reconstructiva, indica que en 2017 el 55% de los cirujanos plásticos faciales vio pacientes que querían operarse para verse mejor en selfies, en comparación con apenas el 13% en 2013.

La mayoría eran pacientes menores de 30 años.

En entrevista con Paola Rojas, el Dr. Ary Papadópulos, cirujano plástico, dijo que cada vez son más los jóvenes que solicitan “cambio de imagen”.

“Te vienen a pedir ‘oye me quiero cambiar, quiero que me hagas esto que yo logro hacer con mi filtro en el teléfono’ y entonces, cada vez digamos que nos hemos tenidos que ir adaptando a esta tecnología porque antes de presentaban una imagen de algún famoso de Hollywood o de una película”.

Indicó que actualmente el nivel de exigencia y la expectativa es muy alta.

“También la posibilidad de frustración por no conseguir el resultado se convierte en elevado. (…) Es mucho más fácil lograrlo con un filtro en un teléfono que lograrlo con el bisturí en el quirófano”.

El experto afirmó que un cirujano plástico certificado siempre debe tener la ética e inteligencia en la evaluación de cada caso.

“Para poderle decir al paciente ‘vas a conseguir esto o esto que logras hacer con tus filtros no lo puedes realizar’ y hasta puede ser peligroso. (…) Te toca hacerla de psicólogo y además asesorar”.

Agregó que hoy en día está muy marcado el sentido de pertenencia entre la juventud.

“Porque está todo globalizado, la tecnología, todas quieren parecerse a las imágenes que tienen en Instagram o en cualquier red social de estas influencers y entonces dicen ‘esto se ve bien’. Lo ven muy fácil”.

 

 

 

 

Con información de Noticieros Televisa

 

Noticias relacionadas

Entrevista a Roy Campos sobre la contienda presidencial de 2018
Accesibilidad