Clausura Profeco nueva gasolineras en Nuevo Laredo: negaban servicio a militares y policías

Tamaulipas. – El Gobierno Federal respondió a una semana de que gasolinerías de Nuevo Laredo se negaran a vender combustible a las patrullas de las Fuerzas Armadas y de la Policía de Tamaulipas, porque sus dueños aseguraron que habían sido amenazados por el crimen organizado.

La Procuraduría Federal del Consumidor, Profeco, clausuró nueve establecimientos por “prácticas de discriminación en la venta de combustible. “Es una inconciencia, se imagina alguien que necesite trasladarse no, no está tremendo”, comentó Mónica, una usuaria.

“No está bien, porque siento que esto es lo que provoca el caos y de que todo mundo andamos queriendo comprar gasolina con compras de pánico”, destacó Francisco, un usuario.

Personal de la Profeco verificó este martes 12 gasolineras de Nuevo Laredo, Tamaulipas. “Llegan y abusivamente ponen sellos, sin ningún protocolo, no te dicen por qué. Se está haciendo una psicosis, que van a cerrar todas y pues si es grave el problema”, dijo José Luis Palos Morales, presidente de la Asociación de Gasolineros de Nuevo Laredo.

El operativo derivó de una denuncia interpuesta por el gobierno de Tamaulipas, luego de que hace una semana diversas estaciones de servicio, de dos empresas contratadas por el gobierno del estado, se negaran a despachar gasolina a las fuerzas federales y estatales tras ser amenazadas por el crimen organizado.

La verificación de la Profeco generó que se saturaran muchas de las 66 estaciones de servicio que hay en la ciudad, donde hubo largas filas y molestia de automovilistas. “Yo entré a las dos de la tarde y ya estaba así lleno y no pues de 500 para arriba, pero si la mayoría es tanque lleno”, dijo un despachador de gasolinera.

La Profeco informó que clausuró nueve estaciones de servicio por “prácticas de discriminación en la venta de combustible” y que tres más fueron encontradas fuera de operación. Además, pidió a la población no realizar compras de pánico pues 54 establecimientos operan con normalidad.

Los concesionarios denunciaron que el operativo fue arbitrario. “Según esto están cerrando las que se negaron a dar el servicio, pero con nosotros nunca fueron y por eso se nos hace una completa injusticia. Nos están echando la culpa a nosotros en vez de protegernos, nos están crucificando”, comentó José Luis Palos Morales, presidente de la Asociación de Gasolineros de Nuevo Laredo.

Con información de Noticieros Televisa.

Noticias relacionadas

Será Cumbre en Mérida esfuerzo por la paz mundial

martes 17 de septiembre de 2019

Accesibilidad