Foto: Cuartoscuro/Archivo

Combate Sedesol presiones de la CNTE en Oaxaca

Ciudad de México.- Para evitar presiones y chantajes de la Sección 22 de la CNTE, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) exentó a las familias beneficiarias del programa “Prospera” en Oaxaca de la certificación escolar de sus hijos.

La medida temporal busca impedir que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación  (CNTE) siga presionando a las madres de familia para que asistan a marchas y plantones bajo la amenaza de ponerles falta a los niños en las escuelas.

En conferencia de prensa, la titular de la Sedesol, Rosario Robles Berlanga, calculó que el 60 por ciento del padrón de «Prospera» en el estado, conformado por 456 mil familias, era rehén del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), controlado hasta hace unos días por el magisterio disidente y que era el responsable de reportar las asistencias de los menores, una de las condicionantes para seguir recibiendo el apoyo social.

Y tomamos una decisión muy responsable que pone por delante a los niños y a las niñas de Oaxaca y de este país, y es un mensaje muy claro no vamos a permitir que el programa “Prospera” se utilice para otros fines, que no son los de una mejor alimentación, una mejor educación, una mejor salud para nuestros niños y nuestras niñas», señaló Robles Berlanga.

Paula Hernández Olmos, coordinadora nacional de “Prospera”, detalló que las denuncias sobre las presiones de la sección 22 de la CNTE, a las que calificó como una «manipulación perversa» llegaron a la delegación de la Sedesol en Oaxaca a través de cartas y llamadas telefónicas.

Recordó que cada dos meses las familias registradas en el programa reciben mil 800 pesos, que se divide en 845 pesos para apoyo alimentario y 955 pesos de apoyo a la educación.

Fuente: Excélsior

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad