¿Cómo cuidar a los niños cuando los transportamos?

MÉXICO.- El transporte público traslada a 72 de cada 100 personas por todo México.

 

Más de un cuarto de la población, es decir, 26 por ciento se sube a un camión, autobús, micro, metro, trolebús, metrobús o taxi los siete días de la semana.

Todos los días, alrededor del mundo, miles de niños y jóvenes se desplazan a sus centros educativos y a sus hogares usando diversos medios de este transporte.

Sin embargo, muchos de ellos no llegan a su destino al ser víctimas de accidentes viales que en algunas ocasiones pueden llegar a ser fatales.

Anualmente se registran en el mundo 186 mil defunciones de niños menores de 18 años por accidentes de tránsito.

Los traumatismos sufridos en ese tipo de accidentes son la principal causa de mortalidad de niños de 15 a 17 años en todo el mundo.

En México más de 3 mil niños y adolescentes menores de 19 años mueren cada año en accidentes de tránsito, debido en la mayoría de los casos por el uso incorrecto o nulo de dispositivos de protección como cinturón de seguridad o asientos especiales para menores de edad.

Cifras señalan que cuando un bebé o niño en edad escolar viaja en brazos, sin estar acompañado de un adulto, suelto o sin un sistema adecuado a sus características físicas y de madurez incrementa hasta en un 80 por ciento el riesgo de presentar lesiones graves o muerte en caso de algún accidente vial.

Todos los accidentes de tránsito son prevenibles, siempre y cuando se pongan en práctica varias medidas de seguridad.

¿Qué hacer para cuidar a los niños?

La maestra en salud pública, Alma Cruz, especialista certificada en seguridad del niño pasajero, habló sobre como cuidar a los menores al transportarlos.

“Todos los niños que miden menos de 1.45 deben de viajar en un autoasiento especial a sus características”, dijo en entrevista con Paola Rojas.

Comentó que si al colocar al niño en el asiento del coche, les lastima o se quejan de que les raspa “quiere decir que todavía necesitan un elevador para ir correctamente con el cinturón de seguridad”.

Sobre el transporte público, dijo que existen situaciones complejas, por ello “lo que sí está en nuestras manos es siempre traer a los niños chiquitos cargando”.

“Puede ser en una mochila ergonómica, pedir los asientos reservados para mamás, para mujeres o para personas con alguna dificultad de movilidad para que podamos ir sentadas y bien seguras. Si ya son más grandes y no los podemos cargar, traerlos bien agarrados de la mano y también procurar sentarnos”.

Comentó que hay ocasiones en las que el conductor no toma las medidas mínimas de seguridad.

“Si sentimos que no está manejando de una manera responsable y nos está poniendo en riesgo, siempre lo mejor va a ser bajarnos y tomar otro tipo de transporte, caminar (…) y evitar ponernos en riesgo”.

Dijo que en caso de impacto, hay una ventaja de resguardo si el menor viaja en contrasentido.

“En el caso de los vehículos particulares queremos que las autosillas viajen en sentido contrario a la marcha de preferencia hasta los cuatro años. (…) En el transporte público si nos podemos sentar en los asientos que están en sentido contrario también está perfecto”.

Recomendaciones para niños que caminan en calles

La especialista dio algunas recomendaciones para los niños que caminan en las calles:

  • Como adultos, siempre tomar de la mano a los menores
  • Llevarlos del lado de la pared
  • Fijarse bien al cruzar una calle
  • No correr

 

 

Con información de Noticieros Televisa

 

Noticias relacionadas

América es nuevo campeón de la Liga MX

domingo 16 de diciembre de 2018

Accesibilidad