‘Completo éxito’ alunizaje: China

MUNDO- China anunció que la misión Chang’e 4, con la que se realizó el primer alunizaje suave en la cara oculta de la Luna, ha sido un completo éxito.

 

Con la asistencia del satélite de retransmisión Queqiao (Puente de las Urracas, lugar ficticio de una leyenda china relacionada con la Luna), el explorador lunar Yutu-2 (Conejo de Jade-2) y el módulo de aterrizaje de la sonda Chang’e 4 tomaron fotos el uno del otro.

Los instrumentos científicos a bordo en la sonda funcionaron bien y las imágenes tomadas por la sonda y los datos de detección han sido enviados al centro de control terrestre, dijo la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA, por sus siglas en inglés).

Las imágenes del módulo de aterrizaje y el vehículo lunar aparecieron a las 16:47 horas (hora de Beijing) del viernes en una gran pantalla del Centro de Control Aeroespacial de Beijing, mostrando la bandera nacional de China en ambos ante el panorama desolado lleno de cráteres en el lado lejano de la Luna.

La sonda Chang’e 4 alunizó el 3 de enero en una zona de descenso preseleccionada a 177.6 grados de longitud este y 45.5 grados de latitud sur en el cráter Von Karman en la Cuenca de Aitken en el Polo Sur (SPA) en la cara oculta de la Luna, y el vehículo recorrió la superficie lunar esa misma noche.

Luego, el explorador tomó una “siesta” cuando la radiación solar elevó la temperatura en la superficie lunar a más de 100 grados centígrados. El jueves reanudó su trabajo.

El módulo de aterrizaje, el explorador y el satélite de retransmisión están en buenas condiciones. Después de que el módulo de aterrizaje y el explorador se fotografíen el uno al otro, la sonda iniciará la detección científica, destacó la CNSA.

El programa de exploración lunar de China, denominado como la diosa china de la Luna Chang’e, comenzó en 2004 e incluye orbitar y alunizar y el regreso a la Tierra con muestras lunares.

El programa ha logrado cinco éxitos continuos, indicó la CNSA, que mencionó a las misiones Chang’e 1, Chang’e 2, Chang’e 3, una nave de prueba para Chang’e 5 y Chang’e 4.

Una de las imágenes publicadas por la CNSA a primeras horas del viernes es una panorámica de 360 grados compuesta a partir de 80 fotografías tomadas por una cámara que se encuentra en el módulo de aterrizaje después de que el vehículo explorador comenzara a desplazarse por la superficie lunar, dijo el subdirector de los Observatorios Astronómicos Nacionales de China y comandante en jefe del sistema de aplicación en tierra de Chang’e 4, Li Chunlai.

“Con la panorámica podemos ver que la sonda está rodeada por multitud de pequeños cráteres, lo cual es realmente emocionante”, señaló Li.

“Uno de los cráteres que está cerca del explorador Yutu-2 tiene un diámetro de unos 20 metros y una profundidad de unos cuatro. El terreno irregular supone muchos grandes desafíos para la planificación de la ruta del explorador”, indicó.

“En comparación con la zona en la que aterrizó Chang’e 3, en Sinus Iridum (bahía del Arco Iris), en la cara visible de la Luna, en el área en la que se encuentra Chang’e 4 hay menos rocas, lo que indica que podría ser más antigua”, apuntó el experto.

La CNSA también publicó un video del proceso de alunizaje de la Chang’e 4, que fue producido procesando más de 4.700 fotos tomadas por una cámara en la sonda.

El video, que dura unos 12 minutos, muestra que la sonda ajustó su altitud, planeó y evitó los obstáculos durante el proceso de descenso.

“A partir del video podemos ver que se originó más polvo cuando la Chang’e 4 alunizó en la cara oculta de la Luna que en el alunizaje de la Chang’e 3, lo que indica que el polvo lunar en la zona de aterrizaje de la Chang’e 4 es más grueso que en la región donde el Chang’e 3 alunizó”, explicó el diseñador jefe del sistema de alunizaje de la Chang’e 4, Zhang Hongbo.

“El polvo más grueso muestra que el regolito (manto poco firme de fragmentos de roca, granos o minerales) lunar en la región ha experimentado una erosión espacial más larga, que también supone una fuerte evidencia de que la región es más antigua. Realizaremos una investigación comparativa entre las zonas de aterrizaje del Chang’e 3 y el Chang’e 4”, señaló Li.

Como resultado del efecto cierre de las mareas, el ciclo de revolución de la Luna es el mismo que su ciclo de rotación. Siempre está frente a la Tierra con el mismo lado y la cara oculta era un misterio antes de la era espacial.

Muchos orbitadores lunares habían mostrado que los dos lados de la Luna eran muy diferentes: el lado cercano es relativamente plano, mientras que el lejano está punteado gruesamente con cráteres producidos por impactos.

“Esperamos que Chang’e 4 puede realizar tareas que no tienen precedentes y son todo un desafío”, resaltó el jefe diseñador del programa de exploración lunar de China Wu Weiren.

“La cara oculta de la Luna tiene características únicas, y nunca se ha explorado en el lugar, por lo tanto, Chang’e 4 podría traernos descubrimientos importantes”, afirmó el director de la división de exploración espacial lunar y profunda de la Academia de Ciencias de China, Zou Yongliao.

Las tareas científicas de la misión Chang’e 4 incluyen observación astronómica de radiofrecuencia baja, reconocimiento del terreno y de las formas del suelo, detección de la composición mineral y de la estructura de la superficie lunar poco profunda y la medición de la radiación de neutrones y de átomos neutros.

La misión Chang’e 4 materializa la esperanza de China de combinar la sabiduría humana en la exploración espacial, con cuatro cargas útiles desarrolladas por Holanda, Alemania, Suecia y Arabia Saudí.

La fuente calorífica de radioisótopos, una colaboración entre científicos chinos y rusos, apoyará a la sonda durante la noche lunar, cuando la temperatura desciende a cerca de menos 180 grados Celsius.

La estación terrestre que China construyó en Argentina ha jugado un importante papel en la monitorización y el control de la misión, y las estaciones terrestres dirigidas por la Agencia Espacial Europea también ofrecerán apoyo.

Los científicos del Orbitador de Reconocimiento Lunar de la NASA también han cooperado con el equipo de la misión Chang’e 4 para estudiar el alunizaje de la sonda Chang’e 4, de acuerdo con CNSA.

“La cooperación internacional es el futuro de la exploración lunar. Los países participantes compartirán los costos, riesgos y logros, y aprenderán entre sí. Esperamos tener una mayor cooperación internacional”, dijo Wu Weiren. 

 

Con información de Xinhua / Foto: CNSA

Noticias relacionadas

Fallece la vedette argentina Thelma Tixou

martes 15 de enero de 2019

Accesibilidad