Con altar de muertos el INAH recuerda a Guillermo Tovar de Teresa

México, DF.- A un año del fallecimiento de Guillermo Tovar de Teresa (1956-2013), el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a través del Museo de El Carmen, recuerda la memoria del historiador con el montaje de un altar de muertos en su honor. En la presentación de la ofrenda, la directora general del INAH, Teresa Franco, recordó el amor que el cronista le tenía al patrimonio cultural de México, y citó su faceta como el escritor y el maestro que siempre transmitía conocimientos a quienes lo escuchaban.

En compañía de Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Teresa Franco destacó que el homenajeado fue una de las personalidades que marcaron la historia cultural del país. “Era un luchador, era un bibliófilo, un magnífico escritor, un gran ensayista, un conocedor devoto; creo que Guillermo encarnaba muchas generaciones”. La titular del INAH también subrayó la capacidad lúdica que Tovar de Teresa tenía para “mover el mundo” en proyectos, en nuevas misiones, amén de su capacidad de oratoria, el dominio extraordinario de la lengua que poseía. Sobre el aporte de Guillermo al ámbito cultural, Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Conaculta, expresó que fue un hombre que entregó su vida a la defensa del patrimonio, al conocimiento de la historia nacional y a la difusión de la cultura.

Tovar y de Teresa agradeció al INAH y a todos los involucrados en el montaje de la ofrenda dedicada a su hermano. “Simplemente agradezco este recuerdo y esta remembranza de Guillermo, y a todos los que aquí trabajan, todo lo que hicieron con tanto cariño por tener una muestra de la personalidad, de la atmósfera de lo que él era”, concluyó. En su intervención, Alfredo Marín, director del Museo de El Carmen, hizo un reconocimiento a la familia Tovar y de Teresa por el apoyo otorgado para lograr el montaje de la ofrenda, donde un par de candelabros con figuras humanas, casi de tamaño real, dan la bienvenida a los visitantes al altar de muertos en honor a Guillermo Tovar de Teresa.

La ofrenda cuenta con algunos objetos personales de Guillermo Tovar como sus libros, dibujos, bufandas —eran parte de su imagen personal—, fotografías de su infancia y adolescencia. El piso cubierto con flores de cempasúchil traza un breve camino hasta donde se enmarca una fotografía en blanco y negro del historiador en su época juvenil. A los lados, impresiones en gran formato de fotografías de la sala y la biblioteca de su casa ambientan la ofrenda para dar la impresión de estar en su hogar. En el altar, su imagen está flanqueada a los costados por dos palmatorias del siglo XVIII; de frente, columnas salomónicas del siglo XVII y XVIII enmarcan ese íntimo espacio.

La ofrenda, además del tradicional pan de muerto, calaveras de papel, de azúcar, incienso, entre otros elementos, también incluye objetos del Museo de El Carmen, entre ellos dos óleos de Cristóbal Villalpando: El señor de la meditación/ Rey de Burlas y Oración en el huerto, ambas del siglo XVII, así como dos ángeles turiferarios, pinturas anónimas del XVIII, arropan la imagen del cronista. El Altar de Muertos dedicado a Guillermo Tovar de Teresa (1956-2013) permanecerá abierto al público hasta el próximo 16 de noviembre en la Celda del Portero del Museo de El Carmen, ubicado en avenida Revolución s/n, colonia San Ángel. Entrada libre.

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad