Cerrar (X)


Foto: El Universal

Con mensaje de texto, mujer alertó sobre secuestro en el Museo Nacional del Bardo 

Ciudad de México.- Aún cautiva, por quienes identificó el gobierno de Túnez como terroristas, una mexicana logró mandar un mensaje pidiendo ayuda a un familiar suyo que trabaja en la embajada de México en Bruselas.

El Universal detalla que en medio de la desesperación por su secuestro dentro el Museo Nacional del Bardo en la capital de Túnez, pidió auxilio a su pariente. Ella era parte de un grupo de aproximadamente 200 turistas, que también fueron rehenes y entre los que se encontraban otros siete mexicanos, que visitaban el museo, como uno de los puntos a visitar en su tour.

Fue así como la embajada en Bruselas alertó a la representación en Argelia, que es la concurrente en Túnez, sobre los mexicanos tomados como rehenes. Les enviaron el número celular de la turista mexicana y se activó de inmediato el protocolo de protección consular de la Secretaría de Relaciones Exteriores para coordinar el rescate y traslado de regreso de los mexicanos al crucero, en el que venían viajando.

Fueron ocho mexicanos, dos de ellos menores, y conformados en dos familias, los que experimentaron el terror de ser rehenes por algunas horas. Pero el mensaje vía celular hizo que de inmediato la cónsul honoraria en Túnez Khédija Krifa Trabelsi acudiera al exterior del Museo para estar en contacto con el Ministerio del Interior tunecino. Informaba en tiempo real al embajador de México en Argelia, Juan José González, acerca del operativo que implementaba el gobierno para el rescate de los rehenes.

Casi al mismo tiempo, el embajador Juan José González tenía del otro lado de la línea a la mexicana que por fortuna tuvo su celular en funcionamiento, y a quien le daba indicaciones de hacia dónde moverse, en qué momento ya no era peligroso salir del museo y dónde se ubicaba la cónsul honoraria, quien sería la responsable de regresarlos a su crucero.

“Fue muy afortunado que los mexicanos hayan podido salir con la ayuda de los guardias del propio museo, fueron llevados al interior y fueron evacuados por una puerta de atrás a un edificio contiguo del parlamento de Túnez. Fueron liberados y se encuentran sanos y a salvo”, dijo. En el traslado, uno de los ocho mexicanos se quedó atorado en un retén militar, pero pronto fue ubicado y acompañado su crucero, en el que con los otros siete continuarían sus vacaciones y su siguiente parada sería Barcelona.

“Se corrió con mucha suerte, porque una contingencia de este tipo podría ser muy lamentable, pero en el caso de ellos están sanos y salvos. Estamos contentos porque se encuentran bien y logramos estar en contacto con ellos rápidamente. Gran susto que se llevaron”, dijo el embajador.

Fuente: El Universal

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

SCT avanza en meta sexenal de 52 nuevas autopistas

viernes 17 de noviembre de 2017

Accesibilidad