Conmemora López Obrador legado de Francisco I. Madero

Ciudad de México. – El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó este viernes la ceremonia por el CVI aniversario luctuoso de Francisco I. Madero, en Palacio Nacional. Dijo que consideró importante recordar este día por el agravio que significó para la historia de México.

El presidente de México señaló que por mucho tiempo se dejó de lado la relevancia de Madero y que la derecha no le perdonaba que al haber surgido de ese grupo, “siendo un hombre con bienes materiales, un hacendado (…) él convocara al pueblo a derrocar la dictadura, eso no se lo perdonaron”.

En la ceremonia, Paco Ignacio Taibo, director del Fondo de Cultura Económica (FCE), dijo que ésta fue una historia de traiciones, de un demócrata atrapado en conspiraciones.

Dijo que durante esos días, en que Francisco I. Madero fue detenido, volaban zopilotes sobre la Ciudad de México. En el marco de la conspiración, recordó que la prensa reaccionaria llamaba al presidente “el enano del tapanco” y el embajador de Estados Unidos, Henry Lane Wilson, estaba resentido porque no se le concedió una beca.

El golpe de Estado contra Madero, dijo Paco Ignacio Taibo, se dio en dos partes. Un primer grupo de conspiradores fue paralizado por militares leales al presidente Madero, que después acudió a los cadetes del Colegio Militar. Los cadetes avanzaron hacia el Palacio Nacional, en el camino fueron tiroteados en la Alameda, pero llegaron al Zócalo para resguardar al presidente; así dio inicio a una guerra.

El director del FCE explicó que Francisco I. Madero cometió un error, por inocencia política, y designó a Victoriano Huerta para reprimir a los alzados. Huerta pactó para derrocar a Madero y negoció la transición para convertirse en presidente. Algunos embajadores intentaron que Huerta exiliara a Madero, pero los militares temían esa salida y decidieron asesinarlo la noche del 22 de febrero.

«Conmemorar es hacer historia, pero conmemorar no es hacer historia de placas de calle, de estatuas, de paredes, es verlo. Verlo Madero, chaparrito, débil, extremadamente valiente, bajando del elevador para enfrentarse a los soldados sin armas, es verlo encerrado en un cuarto ahí con tres catres en donde dormían él y Pino Suárez”.

Pino Suárez le decía que los iban a matar, pero Francisco Madero lo negaba, recordó Paco Ignacio Taibo.

Al terminar la ceremonia oficial, el presidente López Obrador recomendó el libro ‘Temporada de zopilotes’, sobre la Decena Trágica, escrito por Paco Ignacio Taibo. Dijo que es uno de los mejores libros sobre el “asesinato cobarde” del presidente Madero y del vicepresidente José María Pino Suárez.

«Ya veremos cómo le hacemos para conseguir los derechos de autor. Éste no se va a publicar en el Fondo de Cultura Económica, pero a lo mejor en Planeta, con un descuento, porque son de los libros que queremos que se conozcan, así como la ‘Cartilla Moral’ de Alfonso Reyes y otros textos básicos, para fomentar la lectura y no olvidar. Por eso la importancia de tener la Coordinación de Recuperación de Nuestra Memoria Histórica, por eso también está aquí Beatriz”.

López Obrador depositó una ofrenda floral en la puerta de la intendencia donde Francisco I. Madero estuvo detenido, dentro de Palacio Nacional, y montó guardia de honor.

Con información de Noticieros Televisa

Noticias relacionadas

reloj-horario-verano
CLOSE
CLOSE
Accesibilidad