Controlan virus del SIDA con nuevo tratamiento

Londres. – Una nueva inmunoterapia que combina dos tipos de anticuerpos, suprime el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida, hasta por cuatro meses, revela un estudio publicado en la revista científica Nature.

Un equipo de la Universidad Rockefeller, en Estados Unidos, estudió primero en animales y luego en personas el efecto de este tratamiento con anticuerpos ampliamente neutralizantes (o bNAbs, por sus siglas en inglés), que combina dos anticuerpos conocidos contra el VIH.

Los científicos identificaron estos anticuerpos, llamados 3BNC117 y 10-1074, al analizar los que producían de manera natural algunos portadores de VIH que pueden combatir el virus sin ayuda de fármacos.

En este tipo de pacientes, a los que se conoce como controladores de élite y que se calcula que son uno de cada 300 casos, sus anticuerpos atacan a las proteínas del exterior del virus y estimulan el sistema inmunológico para combatir la infección de forma natural.

Los investigadores comprobaron que esta formulación con bNAbs es más segura y eficaz que cualquier otro tratamiento anterior realizado con anticuerpos.

Estudios previos con solo un bNAbs habían conseguido reducir el nivel del virus en la sangre, pero el efecto era limitado, pues eventualmente el VIH mutaba para oponer resistencia.

Tras probar la efectividad de la nueva terapia en animales, los científicos administraron a un grupo de pacientes los dos tipos de anticuerpos, tres veces durante seis semanas.

En el caso de nueve pacientes con niveles bajos del virus, el tratamiento lo suprimió durante 21 semanas de promedio, y en otros casos durante 30 semanas, sin que se detectara resistencia o efectos secundarios significativos.

Un segundo estudio con pacientes virémicos (con el virus activamente circulando en el flujo sanguíneo), publicado también en Nature Medicine, el compuesto con bNAbs redujo los niveles del virus durante unos tres meses o incluso cuatro.

De acuerdo con los investigadores, gracias a las mejoras en los tratamientos antirretrovirales, el VIH supone ahora una condición médica manejable, pero requiere que los pacientes se mediquen cada día y no se olviden de hacerlo, puesto que ello aumentaría la probabilidad de transmisiones.

Marina Caskey y Michel Nussenzweig señalan no obstante que el tratamiento con bNAbs “tiene sus limitaciones”, puesto que el VIH se presenta en distintas variedades que no siempre responden a los mismos anticuerpos.

“Estos dos anticuerpos no funcionarán para todo el mundo, pero si empezamos a combinar este tratamiento con otros anticuerpos o con fármacos antirretrovirales, podría ser eficaz para más gente”, apuntó Caskey.

 

Con información de Notimex

Noticias relacionadas

Metro
Accesibilidad