COVID-19: a partir del lunes Edomex pasa a semáforo naranja

MÉXICO.- Después de 50 días de permanecer en alerta máxima en el semáforo epidemiológico, el Estado de México pasará al color naranja de la alerta sanitaria a partir del próximo lunes 20 de julio, anunció este viernes el gobernador Alfredo Del Mazo Maza.

A través de sus redes sociales el gobernador indicó que a pesar del avance en el semáforo epidemiológico es elemental seguir aplicando las medidas de prevención pues el riesgo de contagio es alto, por lo cual pidió a los mexiquenses actuar con responsabilidad y cuidar por su salud.

Con el cambio a naranja, se mantiene la reapertura de negocios que inició hace 15 días de acuerdo al Plan de Regreso Seguro. Tanto pequeños comercios, talleres como grandes tiendas podrán operar con aforos controlados.

A partir del cambio de color se podrán retomar algunas actividades en el Estado como hacer ejercicio al aire libre, y los templos religiosos podrán reabrir sus puertas con un aforo no mayor al 30 por ciento.

Los hoteles, restaurantes y centros comerciales podrán operar a un máximo del 30 por ciento de su capacidad. Desde hace un par de semanas, las autoridades han publicado en Gaceta de Gobierno protocolos de actuación para hoteles y restaurantes, principalmente.

Hasta la mañana de este viernes, el Estado de México reporta 44 mil 783 casos confirmados de Covid, de los cuales, poco más de 23 mil se han recuperado y obtenido su alta médica, pero siete mi 29 mexiquenses han fallecido producto de esta enfermedad.

También 10 mil 700 personas se encuentran en resguardo domiciliario al presentar síntomas leves de la enfermedad y unos tres mil están hospitalizados tanto en unidades médicas del Estado de México como de la Ciudad de México, donde van a pedir atención casi la tercera parte de los mexiquenses que han adquirido el virus.

El gobernador Alfredo Del Mazo sostuvo que la entidad ha ido avanzando en la disminución del ritmo de contagio de Covid, pero sobre todo en los niveles de disponibilidad de camas para pacientes con esta enfermedad, pues en este momento solo están ocupadas el 45 por ciento de las camas disponibles.

A mediados de junio, la entidad llegó a tener más del 80 por ciento de las camas ocupadas y el 70 por ciento de las camas con ventilador para casos graves.

«Viene una etapa en la que todos debemos ser muy responsables y solidarios», dijo el gobernador quien exhortó a los mexiquenses a mantener las medidas preventivas para evitar repuntes en de la epidemia. “Hay tres medidas que debemos practicar todo el tiempo: mantener la sana distancia, lavar las manos frecuentemente y usar el cubrebocas, pues este elemento nos ayuda a evitar los contagios y nos ayudará en las siguientes etapas”, aseveró.

Mencionó que para su gobierno, sigue siendo elemental el cuidado de la salud de los mexiquenses pero también la economía familiar, pues han sido más de tres meses muy difíciles para millones de habitantes que han visto disminuidos sus ingresos.

Señaló que con la reapertura de pequeños negocios y establecimientos poco a poco se retomará el ritmo económico, pues estos son los que generan la mayor parte de los empleos en la entidad.

“Hay que mantener equilibrio entre la salud y la economía familiar, ir retomando las actividades poco a poco y de manera segura. El avance al color naranja es un paso importante, pero también una responsabilidad pues seguimos con un riesgo algo y por eso es importante que cuidemos todos de todos”, concluyó el mandatario.

Con información de La Jornada / Foto: Twitter / @alfredodelmazo

Noticias relacionadas

Víctor Guzmán es habilitado con el Pachuca

martes 11 de agosto de 2020

Accesibilidad