COVID-19: se suspenden actividades no esenciales en el Valle de México

MÉXICO.- El Gobierno de la Ciudad de México dio a conocer una serie de medidas emergentes para contener los contagios y hospitalizaciones por COVID-19.

En conferencia conjunta, el gobierno de la CDMX, Estado de México y de la Secretaría de Salud Federal anunciaron la suspensión de actividades no esenciales, a partir de mañana sábado 19 de diciembre y hasta el 10 de enero, en el Valle de México.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, señaló que a pesar de que pronto se tendrán vacunas, todavía por varios meses se necesitarán las medidas sanitarias como: distanciamiento social, evitar salir de casa y reuniones, uso de cubrebocas, constante lavado de manos y la oportunidad de atención.

«Tenemos la suspensión temporal de ciertas actividades económicas que, ha sido analizado, contribuyen importantemente a la movilidad y a la congregación de las personas».

Asimismo, señaló las actividades que son consideradas esenciales y que permanecerán en funcionamiento:

-Venta de alimentos, solo como servicio de entrega, no como servicio local.

-Sectores de energía, transporte, manufactura, seguridad, salud, funerarios, construcción, financieros, telecomunicaciones.

-Venta, fabricación y comercialización de medicamentos.

-Talleres de reparaciones y refacciones.

-Sectores tributario, de seguridad, agua y obras.

«No es el momento para hacer fiestas, reuniones familiares, posadas y cualquier otra congregación que implica el riesgo de contagios de COVID-19. Esperemos, tengamos paciencia», agregó.

El gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo, señaló que con las medidas anunciadas buscan salvar más vidas. Reiteró que el estado registra una ocupación hospitalaria del 75%.

«Estamos ya a los niveles que estábamos en el momento más alto de la pandemia durante junio y el ritmo que siguen los contagios es preocupante».

Ante ello, señaló que el Estado de México pasa a semáforo rojo epidemiológico.

«Significa suspender todas las actividades no esenciales. Honesto, de manera conjunta, en una decisión con la CDMX y el Gobierno de México para disminuir la movilidad, reducir el riesgo de contagios y evitar que el número de hospitalizados, enfermos y fallecimientos debemos suspender las actividades no esenciales».

Indicó que las decisiones tomadas han sido difíciles y que tendrán implicaciones muy importantes en la economía de las familias, pero «el día de hoy lo que tenemos que privilegiar es la salud y el salvar vidas».

Agregó que se están incrementando el número de camas para atender a pacientes COVID, así como el número de pruebas diarias para detectar oportunamente y aislar casos.

Por su parte, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, señaló que pese al esfuerzo del Gobierno y de la ciudadanía, los contagios, hospitalizaciones y defunciones han incrementado, y que la ocupación hospitalaria de la CDMX está cerca del 75%.

Dijo que como parte de los esfuerzos para atender la emergencia, seguirán trabajando para aumentar la capacidad hospitalaria.

Pese a ello, reiteró el llamado para disminuir la curva de contagios.

«Pedimos un esfuerzo extraordinario a toda la ciudadanía. La Ciudad de México entra a semáforo rojo, y por tal motivo, junto con el Estado de México, a partir del día de mañana tenemos que disminuir la actividad, la movilidad”.

Agregó que hoy se publicará en la Gaceta Oficial de CDMX cuales son las actividades consideradas como esenciales.

«Necesitamos un esfuerzo extraordinario para que todo aquel que enferme gravemente tenga una cama de hospital».

Con información y foto de Twitter

Noticias relacionadas

CDMX anuncia reapertura de más actividades

viernes 22 de enero de 2021

CDMX permanece en semáforo rojo por COVID-19

viernes 22 de enero de 2021

Accesibilidad