COVID-19: sigue bajando curva de contagios en Italia, pero no descartan aumento

MUNDO.- El presidente del Instituto Superior de Sanidad italiano (ISS), Silvio Brusadferro, confirmó que la curva epidemiológica del coronavirus continúa bajando después del inicio de la desescalada el pasado 4 de mayo, pero advirtió que es “posible el aumento de casos en las próximas semanas”.

“No podemos descartar un aumento en los casos en las próximas semanas, pero podemos caminar con confianza sabiendo que puede haber momentos de aumento, pero también que tenemos un sistema capaz de interceptarlos”, explicó Brusaferro en su rueda de prensa semanal.

Brusaferro habló de una Italia dividida en tres respecto al índice de contagio, mucho mayor en el norte del país, pero aún así subrayó que “en todas las regiones los casos están disminuyendo; incluso en Lombardía (la región más afectada) hay una disminución diaria de casos”.

Explicó que cuanto más se avance hacia un número limitado de contagios, “más sensible será el sistema para identificar los casos de inmediato” porque -destacó-  además “la proporción de asintomáticos está creciendo”.

Autoridades sanitarias advierten que el virus sigue circulando

Después de que Italia comenzó su desescalada el 4 de mayo con la apertura de las fábricas y el 18 de mayo con la de casi todos los comercios, Brusaferro advirtió de que  “el virus sigue circulando, por lo que no se tiene que bajar la guardia”.

Respecto a la situación de picos momentáneos que se detectaron en las regiones de Umbría y Molise, el presidente del ISS confirmó que se habían controlado.

Por otra parte, señaló que en estos momentos no existe ninguna sobrecarga en los servicios hospitalarios y en cuidados intensivos en ninguna de las regiones.

Según el último boletín, los casos totales de contagios desde el inicio de la emergencia el 21 de febrero son 228.006, con 642 en las últimas 24 horas. Lo que significa que son menos de 1 cada 1.000 pruebas realizadas.

Los fallecidos en Italia con coronavirus ascienden a 32.486, 156 en las últimas 24 horas.

La mejor noticia llegó desde el Véneto, donde el virólogo Andrea Crisanti, que se ha encargado de la emergencia en esta región del norte, anunció que se ha llegado a cero contagios.

La curva epidemiológica había estado en fuerte declive durante días, con un número diario de nuevas infecciones que habían caído repetidamente por debajo de diez unidades.

Aunque a partir de los próximos días, los datos de los contagios podrían crecer de nuevo, según Crisanti, porque funciona su plan de pruebas masivas a la población, que se ha implementado en la región independientemente de si los habitantes presentaban o no síntomas.

El 21 de febrero, en la localidad véneta de Vo Eugeneo se detectó uno de los dos brotes con los que se cree que empezó la epidemia en el país.

Con información y foto de EFE

Noticias relacionadas

Querétaro
Accesibilidad