Foto: 1aplana.mx

Dan formal prisión a asesino de enfermera michoacana

Morelia, Michoacán.- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Michoacán, informó que obtuvo auto de formal prisión en contra de probable responsable del homicidio de la joven enfermera Érika Kassandra Bravo, ocurrido el pasado 3 de diciembre.

Una  vez que feneció el término legal, el Juez Tercero Penal encontró elementos suficientes que acreditan la probable responsabilidad de Daniel M. en los delitos de Homicidio calificado y Cohecho, éste último cometido en perjuicio de la Administración Pública.

Con la testimonial del inculpado y las pruebas periciales realizadas por personal especializado de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán,  se acreditó el cuerpo del delito, estableciéndose que la causa de la muerte de Érika Kassandra fue asfixia mecánica por estrangulación, lo cual se relaciona de manera directa con las equimosis, moretones  encontradas en el cuello y que coinciden de acuerdo a una mecánica de hechos,  con la forma que el  presunto responsable confesó  el crimen, al haber estado sobre el cuerpo de la víctima y usar ambas manos para oprimir y sujetar el cuello.

Lo anterior con base a la serie de indicios que obras en su contra, así como su propia confesión, existen los siguientes elementos de investigación: algunas semillas espinosas clavadas en las agujetas de uno de los zapatos deportivos del detenido, mismas que coinciden de manera clara con el tipo de flora que se ubica en el lugar donde fue encontrado el cuerpo, por lo que a fin de acreditar lo anterior, se solicitó el dictamen pericial correspondiente.

Asimismo, el detenido confesó haber dado varios golpes con el puño cerrado en diversas partes de la cara de la víctima, entre ellas la boca, esto posterior a que Érika Kassandra le contestara, a decir de él, “de mala manera”.

De igual forma se cuenta con un dictamen en materia de odontología con el cual se corrobora que el cadáver presenta fractura en dientes incisivos superiores y dicha lesión es típica y ocasionada por un golpe contundente, además de que el cadáver cuenta con diversas lesiones en la parte frontal del cráneo.

Al revisar médicamente al detenido, se corroboró el dicho de éste, ya que presenta inflamación en la mano derecha, lo cual es característico de una lesión por contacto.

Al revisar el cuerpo de la ofendida, se apreció a lo largo de la espalda, lesiones típicas de fricción, principalmente en los omóplatos o escapulas; dichas lesiones concuerdan con la confesión que hace el detenido al referir que una vez que la ahora occisa trató de defenderse, éste se subió sobre el abdomen de ella  para someterla, lo que provocó que Kassandra se moviera aún con más fuerzas para tratar de escapar, provocándose de esta manera las lesiones en la espalda, ya que cabe destacar que el inmueble donde se llevó a cabo todo el evento delictivo no cuenta con acabados en el piso, sino que se trata de cemento en firme, no pulido.

Así también el hoy detenido presentó dos lesiones escoriativas secas (costras) en ambas rodillas, lesiones que se producen al utilizar las rodillas como punto de apoyo en una superficie áspera, misma que coincide con la forma en cómo se desarrollaron los hechos y precisamente cuando el inculpado confiesa que sube sobre el abdomen de la víctima para someterla.

Cabe destacar que el proceso de cicatrización de dichas lesiones coincide médicamente en base al tiempo en que se genera la lesión con la fecha en que Érika Kassandra fue  privada de la vida el día 3 de diciembre.

Por lo que, de acuerdo a la confesión y al saberse descubierto,  el inculpado ofreció a los elementos ministeriales la cantidad de 10 mil pesos a cambio de no ser relacionado en dicho homicidio, motivo por el cual el Ministerio Público también ejerció acción penal en su contra por el delito de Cohecho, ilícito por el cual al igual al de homicidio calificado, obtuvo auto de formal prisión.

Comenta

Noticias relacionadas

Asesinan en Oaxaca a exdiputado del PRI

jueves 27 de febrero de 2020

Accesibilidad