Deja Dorian devastación sin precedentes

Bahamas. – Dorian comenzó ayer a abandonar el noroeste de Bahamas, donde más de 60 mil personas necesitan ayuda humanitaria tras la que se considera la peor catástrofe en la historia del archipiélago.

El gobierno confirmó siete muertos y señaló que esa cifra es provisional y puede aumentar mucho más. El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) informó en su último boletín que Dorian, que bajó a categoría 2 tras ensañarse con Bahamas en la escala 5, la mayor de Sar-Simpson, se alejó de este archipiélago en dirección noroeste a unas 5 millas por hora (7 km/h).

“Advierto a los bahameños de la posibilidad de que encontremos más personas muertas. Se trata de algo real”, sostuvo el ministro de Seguridad Nacional de Bahamas, Marvin Dames, sin dar más detalles. La advertencia del funcionario llegó después de que medios del archipiélago rebatieran las muertes y apuntaran que fuentes sobre el terreno hablaban de cadáveres que en un primer momento pudieron verse flotar sobre las inundadas tierras de las islas Ábaco, en el noroeste del archipiélago, la primera escala de Dorian por las Bahamas

Con el progresivo alejamiento del huracán comienza la tarea de conocer cuál es el alcance real de los daños provocados por Dorian en el archipiélago. El portavoz del Programa Mundial de Alimentos —el mayor brazo humanitario de la ONU—, Herve Verhoosel, dijo que se estima que 14 mil personas en las islas Ábaco y 47 mil en Gran Bahama necesitarán ayuda alimentaria a corto plazo.

El organismo ha enviado a cuatro especialistas de las áreas de seguridad alimentaria, telecomunicaciones de emergencia y logística para ayudar al gobierno a realizar una evaluación rápida de la situación, que estará lista en tres días. La Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) señalaron que la hipótesis con la que está encarando la situación humanitaria en Bahamas es que cada persona en esos dos grupos de islas necesitará recibir algún tipo de ayuda.

Los cálculos iniciales apuntan a que unas 62 mil personas en las islas Ábaco y Gran Bahama necesitarán agua potable, porque las inundaciones han contaminado los sistemas de distribución de líquido con agua salada. Los dos grupos de islas quedaron destrozados. La devastación fue tan grande que una foto de satélite de la compañía ICEYE muestra que 60% de la superficie de la isla de Gran Bahama quedó bajo el agua a causa de las marejadas y lluvia aparejadas al huracán. El aeropuerto de Freeport, capital de Gran Bahama, se encuentra sumergido bajo el agua a excepción del último piso, tal y como muestran imágenes y videos divulgados en las redes sociales.

En algunas zonas de Freeport sólo es visible el tejado de las viviendas y muchas personas se agolpan en los mismos para esperar a que puedan ser rescatadas. Miles de casas se encuentran inundadas y sólo es visible el último piso y las calles se han convertido en ríos. Además, la Cruz Roja estimó en 13 mil las viviendas destruidas por el azote de Dorian.

La Guardia Costera de Estados Unidos trabaja desde el lunes con sus embarcaciones en tareas de rescate en las islas Ábaco, donde las imágenes divulgadas en las redes sociales muestran un territorio convertido en ríos de agua en los que hay que moverse con lanchas. La Organización de Turismo del Caribe (CTO, en inglés), con sede en Barbados, anunció a través de un comunicado que activó su Fondo de Ayuda para Huracanes con el objetivo de contribuir a paliar los daños causados a las Bahamas.

Con información de El Universal.

Noticias relacionadas

Expresa Ricky Martin el orgullo de ser padre.

jueves 12 de diciembre de 2019

Cumple Yalitza 26 años y presume sus regalos.

jueves 12 de diciembre de 2019

Accesibilidad