Desabasto de medicamentos oncológicos sigue afectando a decenas de menores

MÉXICO.- El desabasto de medicamentos, que el Gobierno Federal se comprometió a resolver esta semana, está afectando a decenas de menores que están bajo tratamiento en hospitales del Valle de México.

“Hay veces que cuando me tocan los internamientos y me ponen las quimios más fuertes, me dan náuseas y así, pero prefiero que me sigan poniendo mi quimio para que esté bien”, dijo Davis Rodríguez, paciente con cáncer del Estado de México.

Davis, de 10 años de edad tiene cáncer. En marzo del año pasado comenzó con síntomas, pero debido a la pandemia no pudieron atenderlo hasta agosto, cuando le diagnosticaron leucemia. Desde entonces, según cuenta su familia, han enfrentado una serie de problemas para que el niño reciba sus quimioterapias completas y a tiempo en el Hospital de Alta Especialidad de Ixtapaluca, Estado de México.

“Les han retrasado las altas dosis de metotrexato porque en el hospital no hay tanto medicamento para ellos y tratan de dárselo a niños un poco más enfermos, obviamente todos están mal, todos lo necesitan, pero a los niños que están más delicados les dan la prioridad”, enfatizó Rosa de la Cruz, madre de paciente con cáncer.

Su madre dice que no quiere esperar a que la salud de su hijo empeore para que pueda tener atención prioritaria, ya que el cáncer comenzó a extenderse por su cuerpo.

“Si uno no les da el medicamento tal cual es su enfermedad sigue deteriorándolos más, entonces lo que queremos es avanzar, no retroceder”, insistió Rosa de la Cruz, madre de paciente con cáncer.

Davis por su parte dice que no se va a rendir.

“Cuando yo estaba en el hospital, estuve en área Covid, le dije a mi mamá que le iba a hacer su casa cuando saliera y cuando estuviera grande”, reiteró Davis.

Según cifras del Movimiento Nacional por la Salud Papás de Niños con Cáncer, desde 2018 el desabasto de fármacos ha provocado la muerte de mil 600 niños en el país y empeorado la salud de otros 19 mil.

“Sentimos impotencia, sentimos desesperación, cuando acabará esto”, agregó Miguel Figueroa, padre de paciente con cáncer, CDMX.

Todos los días afuera del Hospital Pediátrico Moctezuma en la Ciudad de México, Miguel Figueroa espera informes sobre la salud de su hijo Javier de 15 años de edad, a quien le diagnosticaron leucemia en agosto del año pasado.

Dice que desde entonces le han modificado las quimioterapias recetadas, para aplicarle los medicamentos que estén disponibles.

“La molestia es que va pasando, va pasando y las células cancerígenas se hicieron inmunes a cierta quimioterapia, entonces ahora resulta que le dieron otra quimioterapia más fuerte pero aquí en el hospital no la tenían”, señaló Miguel.

El fin de semana, Javier fue ingresado a terapia intensiva. Miguel dice que algunos medicamentos los ha obtenido a través de asociacionesy unos los ha comprado pese a su alto costo, otros sigue sin conseguirlos.

«Aquí no tiene un medicamento que se llama Filgrastim, que es productor de glóbulos blancos. Son 14 ampolletas a la semana, dijimos a lo mejor no está tan caro pero sí, está mil 500 y como ahorita está escaso de manera nacional llega a salir una ampolleta en 5 mil pesos”, afirmó.

La Asociación de Padres de Familia con Niños Enfermos tiene el reporte de por lo menos 70 niños de Ixtapaluca, Estado de México que actualmente tienen problemas por el desabasto de medicamentos para el cáncer.

Óscar, de 13 años de edad, es uno de ellos.

“Quiero mi medicamento para que me pueda curar, porque yo quiero tener otra vez mi vida”, insistió Óscar Reyes, paciente con cáncer, Estado de México.

Apenas en abril de este año le detectaron un tumor maligno en la axila izquierda y al igual que otros niños tampoco ha recibido su tratamiento completo y a tiempo.

“El tratamiento no le han puesto completo a mi niño porque no está completo la quimioterapia la que le pusieron al principio. Si mi hijo no recibe esos cuatro medicamentos puede recaerse, se puede ver mal, puede llegar a convulsionarse”, refirió Alejandra Reyes, madre de paciente con cáncer, Estado de México.

Debido a los cambios y retrasos el tumor de Óscar sigue creciendo y el cáncer se ha diseminado al riñón y boca del estómago.

“Me siento muy triste, me siento derrotada porque veo a mi hijo pues mal y no hay el medicamento”, concluyó Alejandra Reyes, madre de paciente con cáncer, Estado de México.

Con información y foto de Noticieros Televisa

Noticias relacionadas

Accesibilidad