Desde cuevas de sal hasta vagones de tren, almacenes de crudo no deseado

MUNDO.- Desde cavernas de sal en Suecia hasta vagones de tren en Chicago, los comercializadores de petróleo pasaron los últimos dos meses almacenando el crudo no deseado en cualquier espacio disponible después de que la demanda se desplomó ante la pandemia de covid-19.

Los operadores recurrieron a lugares que normalmente ignoran, entre ellos las barcazas de los ríos que normalmente se utilizan para realizar entregas relativamente pequeñas a los mercados tierra adentro.

Los vagones de ferrocarril estaban llenos, al igual que los tanques de “frac”, que normalmente se utilizan para almacenar el agua y los productos químicos que se usan en el proceso de fracturación hidráulica.

A finales de abril, los precios de referencia del crudo estadunidense cayeron por debajo de cero por primera vez en la historia. Los comercializadores que tenían que recibir la entrega de petróleo en Cushing, Oklahoma, tuvieron problemas para tener acceso al almacenamiento que necesitaban, algo que los obligó a pagar a sus rivales para que les quitaran el crudo de las manos.

Los tanques rebosantes y una creciente armada de superpetroleros flotantes sugirieron que el mundo se estaba quedando sin lugares para almacenar su combustible.

Patrik Kinnerfors, director ejecutivo de Scandinavian Tank Storage, que tiene casi 4 millones de metros cúbicos de capacidad de almacenamiento, incluyendo cavernas subterráneas en Suecia y Noruega, dijo que recibió una avalancha de consultas en marzo y abril.

“Todas nuestras cavernas están alquiladas y deberían estar más o menos llenas antes del verano”, dijo.

El precio del almacenamiento aumentó en los últimos dos meses a medida que la demanda de crudo cayó en todo el mundo hasta en 30 por ciento debido a los cierres por el coronavirus.

El crudo Brent, la referencia internacional, cayó de alrededor de 70 dólares por barril a principios de enero a un mínimo de 18 años por debajo de 20 dólares por barril la semana pasada. Se requirió del desplome por debajo de cero a finales de abril para incitar a los productores a apretar los grifos. 

A medida que los comerciantes buscaban lugares para almacenar volúmenes sin precedentes de excedente de petróleo, el costo de contratar un transporte de crudo muy grande, capaz de estacionarse en el mar con más de 2 millones de barriles, aumentó a alrededor de 230 mil dólares por día a finales de marzo, según Clarksons Platou Securities.

Los precios del petróleo en el mercado spot cayeron mucho más rápido que los contratos de entrega en los últimos meses, creando una estructura de mercado conocida como contango. Esto permitió a los comercializadores pagar el almacenamiento comprando petróleo barato en el mercado spot y vendiéndolo a un precio más alto en el mercado de futuros.

En un momento, el precio del Brent era más de 13 dólares por barril más barato en el mercado spot que el que tenía para entrega en seis meses.  La semana pasada, los precios se recuperaron en alrededor de 5 dólares por barril. El mercado petrolero podría incluso estar en un punto de inflexión, dijeron los comerciantes, ya que muchos países suavizan los cierres y las prohibiciones de viaje, lo que aumenta la demanda.

Las tarifas de embarque cayeron, y el costo de contratar un transporte de crudo muy grande se redujo a la mitad durante la semana pasada a 88 mil 600 dólares por día. El diferencial del Brent de seis meses se redujo casi a la mitad a menos de 7 dólares por barril.

La perspectiva más optimista en parte se debe a los recortes de suministro de los miembros de la OPEP y sus aliados, que entró en vigor el 1 de mayo. Otros países como Noruega anunciaron sus propias reducciones.

Se retiran del mercado aproximadamente 3 millones de barriles por día de producción norteamericana debido a que los precios bajos y la capacidad limitada de los ductos obligan a los productores de esquisto y arenas bituminosas a hacer una reducción.

“Tomó algo de tiempo, pero el tamaño de los recortes ahora es más rápido y más grande de lo que esperábamos”, dijo Ben Luckock, codirector de comercio de petróleo en Trafigura, uno de los mayores comercializadores independientes de petróleo del mundo.

“Todavía podríamos estar un poco lejos de ser un mercado saludable pero creemos que el pico de la crisis para el almacenamiento ya pasó”.

“Los caudales de los ductos se desaceleraron”, dijo Dana Grams, directora ejecutiva de Converge Midstream, que opera domos de sal que se usan para el almacenamiento de petróleo cerca de Houston. Grams dijo que hubo una baja “significativa” de la producción en la Cuenca del Permian, el mayor yacimiento de esquisto y la formación Eagle Ford en el sur de Texas.

Mientras tanto, el mercado está experimentando una creciente demanda de China, que está dispuesta a comprar petróleo barato para sus reservas estratégicas y refinerías a medida que su economía se recupera de los cierres por el virus. Pero no todos son optimistas.

La consultora Rystad Energy dijo que todavía considera que el almacenamiento llegue a su máximo en las próximas semanas, incluso con la mejora de la demanda a medida que países como Alemania y EU alivian sus cierres. “El mercado del petróleo no se soluciona mágicamente”, dijo Louise Dickson, analista de Rystad.

“El problema del almacenamiento sigue siendo grande… los consejos de administración de las compañías petroleras deben tomar decisiones muy costosas pero necesarias para reducir la producción y dar al mercado un respiro”.

EN CIFRAS

28 buques cisterna con petróleo saudita, que transportan un total de 43 millones de barriles, llegarán a las costas estadunidenses entre el 24 y 24 de mayo; todos habían zarpado antes de que se decretara una tregua en la guerra de precios del petróleo.

4.99%, el alza del precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) este viernes, hasta los 19.78 dólares el barril, y rompe así una racha de tres semanas negativas, por un aumento de los inventarios de EU menor de lo previsto y el inicio de los recortes acordados por la OPEP y sus socios.

0.34%, la baja del precio del barril de petróleo Brent para entrega en julio, cerrando en 26.39 dólares; el precio del crudo europeo mantuvo cierta estabilidad en la primera sesión en la que julio pasó a ser el mes de entrega de referencia en la negociación de los futuros del Brent.

Con información de Milenio / Foto: Reuters

Noticias relacionadas

Accesibilidad