Foto: Pixabay, usada bajo CC0 1.0

Durango: estudiantes de medicina exigen seguridad en zonas de riesgo

MÉXICO.- Erik Andrade, médico pasante de 24 años, fue asesinado la tarde del viernes, mientras atendía a un paciente en el Hospital Integral de El Salto, municipio de Pueblo Nuevo, en la Sierra del estado de Durango.

«Mi hermano era una persona muy carismática, tenía facilidad de palabra, él se podía llevar con cualquier tipo de personas, mi hermano sabía escuchar, sabía atender, mi hermano sabía ser persona, mi hermano no merecía esto (…) Mi hermano estaba muy contento haciendo su servicio social, mi hermano lo que me contaban era muy querido por algunos pacientes de allá, por algunas enfermeras, el acto que hicieron no sé si sea envidia o pura cobardía, pero… ¿Él nunca tuvo miedo de ir? No, él siempre estuvo feliz de ir», comentó Suhey Andrade, hermana del médico asesinado.

Según los primeros informes, el joven, quien se encontraba a unos días de terminar su servicio social, recibió varios disparos de arma de fuego mientras atendía a un paciente.

«Al lugar acuden un aproximado de tres vehículos con un grupo de personas entre ocho y nueve personas, las cuales llevaban a dos personas en aparente estado de intoxicación por consumo de sustancias psicotrópicas (…) siendo atendidos en primera instancia por personal de enfermería y de manera posterior por el propio doctor Eric (…) Estas personas por el estado de intoxicación se presume empiezan a discutir entre ellas, entre ellas mismas, de manera posterior uno de los sujetos saca un arma de fuego, según lo refieren las propias víctimas y escuchan detonaciones para posteriormente quedar, percatarse que se encontraba sin vida el doctor Eric», señaló Daniel Rocha Romo, fiscal general del estado de Durango.

La fiscalía informó que por estos hechos fue detenido José Florentino “N”, de 21 años, como probable responsable de la muerte del médico pasante.

«Darles a conocer la detención de una persona con relación a estos hechos, dicha persona se encuentra ahorita puesta a disposición del agente del Ministerio Público (…) Como probable responsable de la comisión del delito de homicidio en agravio del doctor Eric Andrade», informó Daniel Rocha Romo, fiscal general del estado de Durango.

Cientos de estudiantes de la carrera de medicina exigieron sea suspendido el servicio social en las comunidades alejadas donde hay puntos de violencia.

«El día de hoy estamos aquí sobre todo para pedir seguridad en el servicio social para todos nuestros compañeros que vienen detrás de nosotros (…) esto no es primera vez, es algo que venimos arrastrando desde muchos años atrás, que se sigue presentando a la fecha, entonces algo tenemos que hacer para llamar la atención de nuestra sociedad, somos médicos estamos aquí para salvar sus vidas», comentó Valeria Galindo, estudiante de Medicina.

El fin de semana en un encuentro con el gobernador, el rector de la Universidad Autónoma de Durango, y funcionarios estatales, hubo reclamos y compromisos.

“Es por eso que exigimos la suspensión absoluta de los servicios sociales de las escuelas privadas y públicas, porque no importa la institución de donde vengas, siempre es para todos el mismo riesgo. Dejemos de creer que México es un país seguro y aceptemos que nunca se hace justicia por los doctores”, dijo Itzel, médico pasante.

“Por lo pronto, que se vengan ahorita todos los que están haciendo el servicio social en los lugares donde se considere que puede haber un riesgo”, indicó José Rosas Aispuro Torres, gobernador de Durango.

“No puede ser que, a nuestros egresados, a nuestros alumnos que están haciendo el servicio social, se les pague así, de esa manera (…) la postura de la Universidad es la de retirar a los alumnos que no tengan las condiciones necesarias (…) Queremos que no quede duda”, señaló Martín Soriano Sariñana, rector de la Universidad Autónoma de Durango.

El gobernador también señaló que se reforzará la vigilancia para el ingreso de personas a los centros hospitalarios.

Estudiantes de facultades de Medicina de Durango se concentraron afuera de la Secretaría de Salud, para protestar por el homicidio de su compañero.

El homicidio del médico pasante en Durango se suma al de la doctora Masiel Mexía quien fue asesinada el pasado 11 de julio en la Sierra Tarahumara, en el estado de Chihuahua.

Con información de N+ / Carlos Martínez

Noticias relacionadas

Accesibilidad