Foto: Twitter / @FGRMexico

Eduardo Arellano Félix, exlíder del Cártel de Tijuana, ingresa al Altiplano

MÉXICO.- La noche del 23 de agosto de 2021 se produjo el ingreso de Eduardo Arellano Félix, quien fuera líder del Cártel de Tijuana, al penal del Altiplano, en el Estado de México.

Su entrada a prisión se produjo alrededor de las 21:00 horas, después de que fuera trasladado desde el Aeropuerto Internacional de Toluca, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad.

Eduardo Arellano Félix fue deportado por Estados Unidos, después de cumplir la mayor parte de su condena de 15 años de prisión en aquel país, y las autoridades mexicanas lo detuvieron de inmediato por cargos de delincuencia organizada.

Arellano Félix fue entregado a funcionarios de la Fiscalía General de la República y la Secretaría de la Defensa Nacional en el puente internacional de Matamoros, del otro lado de la frontera con Texas, anunció en un comunicado el Ministerio Público.

El exjefe del Cártel de Tijuana, fue apresado en 2008 y cuatro años después fue extraditado a Estados Unidos. Tenía una orden de aprehensión pendiente por los delitos de delincuencia organizada, contra la salud, y asociación delictuosa. El detenido quedó a la orden de un juez en el Centro Federal de Readaptación Social Número 1 “El Altiplano”, en el Estado de México.

Arellano Félix fue sentenciado en Estados Unidos a 15 años de cárcel por el lavado de decenas de millones de dólares en ganancias ilícitas del narcotráfico, pero luego de cooperar con las autoridades de ese país se le redujo la pena y se le condenó solo por dos de los siete cargos que enfrentaba. El excapo mexicano, de 64 años, estuvo detenido en una prisión de baja seguridad en Allenwood, Pensilvania.

Arellano Félix, quien tenía el apodo de ‘El Doctor’ por ser licenciado en medicina, era el principal responsable financiero del también llamado Cártel de los Arellano Félix que integró junto a sus hermanos.

El Cártel de Tijuana, que fue uno de los más importantes y violentos durante las décadas de 1980 y 1990, se debilitó tras la captura o muerte de sus principales líderes, convirtiéndose en una pequeña organización que se limitó a pelear las plazas con el Cártel de Sinaloa, el cual asumió las operaciones internacionales de la organización.

Al ser preguntado sobre el caso de Arellano Félix el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, dijo la semana pasada que el exjefe del Cártel de Tijuana podría cambiar de “estatus” y ser considerado como un testigo protegido por Estados Unidos.

Con información de AP

Noticias relacionadas

Accesibilidad