«El Mijis», del barrio al Congreso de S.L.P.

CIUDAD DE MÉXICO.- Lo llaman «El Mijis», y en las elecciones del primero de julio fue electo diputado local en San Luis Potosí.

 

Pero él no es como cualquier político.

Pedro César Carrizales Becerra no tiene empacho en mostrar y decir lo que es. En su juventud fue chavo banda, pero desde hace varios años se dedica a ayudar a jóvenes con problemas de drogadicción.

En el 2002 fundó el «Movimiento Popular Juvenil» para encausar a chicos en situación de calle.  Participan miembros de 240 pandillas del país.

Gracias a la labor que emprendió a favor de su comunidad, ganó un escaño en la Cámara de Diputados de San Luis Potosí.

Quienes lo conocen aseguran que su labor a favor de los jóvenes lo llevó a la candidatura local, de la mano de Morena, del Partido Encuentro Social (PES) y del Partido del Trabajo (PT).

Con la bandera de «la discriminación nos borra», recorrió en su bicicleta el estado de San Luis Potosí, para pedirle a la gente que no lo juzgue por un tatuaje o por haber participado en una pandilla.

Pedro César, de 39 años, asegura que tuvo una infancia difícil que lo llevó a integrarse a las bandas callejeras.

Ahora lo hace de manera diferente. Desde las pandillas trabaja desde hace más de una década, en defensa de los derechos de los jóvenes y el combate a las adicciones.

Ha participado en treguas de paz entre pandillas que han sido rivales desde años atrás, con el fin de que disminuya la violencia y la criminalidad.

Es en las redes sociales donde «El Mijis» pide a quienes aún no confían en él, que le den el «beneficio de la duda».

 

«El Mijis» y sus propuestas

Entre sus propuestas se encuentran:

– Eliminar el registro de antecedentes penales para jóvenes por delitos menores
– Fomentar el empleo juvenil a través de trabajos temporales, como el pintado de fachadas de los barrios populares
– Crear programas de inclusión
– Convertirse en «la voz de los excluidos»

«Ya tengo más de 12 años trabajando con chavos en situación de calle (…) fue lo que encontré como motivación a raíz de que me quise suicidar por la muerte de mi madre», dijo El Mijis», en entrevista con Paola Rojas.

Contó que al haber formado parte de una pandilla estuvo involucrado en muchas riñas.

«Vi la muerte como dos, tres veces (…) Tenía mis riñas con la banda (…) pero pues yo no andaba golpeando a inocentes ni mucho menos andaba asaltando ni robando».

 

Recordó que en una ocasión le perforaron un pulmón y le lastimaron el hígado.

«Murió (su mamá) a los 42 años, muy joven. Y pues por la situación que vivió con mi papá también (…) Eso marcó mi vida porque ni siquiera me despedí de ella por estar con los chavos tomando (…) Cada chavo que ayudo es como una madrecita como mi mamá».

Desde entonces se ha dedicado a ayudar a jóvenes que como él, han vivido situaciones de violencia.

«El ocio es la madre de todos los vicios. Yo he encontrado que no hay espacios públicos donde sacar las energías de los chavos, la gente es intolerante (…) Lo que yo pretendo llevar al Congreso es esa lucha que llevo de años a nivel nacional».

 

Sobre el trabajo que realiza «El Mijis», habló Eunice Rendón, coordinadora de Agenda Migrante.

«(El Mijis es) el ejemplo de cómo se puede construir la paz desde los barrios. De cómo es muy importante esta identidad y sentido de pertenencia que lo tomemos en cuenta en las políticas públicas».

Agregó que Pedro Carrizales tiene «una responsabilidad histórica de representar a todos estos jóvenes que no la han tenido tan fácil».

 

 

 

Redacción / Fotos: Instagram/el.mijis

Noticias relacionadas

Accesibilidad