El país no está para lujos, como el avión presidencial: PRD

México, DF.- En referencia al nuevo avión presidencial que tendrá un costo de mil 733 millones de pesos a pagar en 15 años con recursos públicos, el coordinador del PRD en la Cámara de Diputados consideró que frente a tantas necesidades urgentes, el país no está para esos lujos.

“Es entendible que el presidente de la República requiere tener transporte, pero también el gobierno federal debería comprender que el país no está para andar dándose lujos ni para comprar aviones tan caros como éste habiendo tanta necesidad para otras cosas”, argumentó Alonso Raya.

El coordinador perredista argumentó que mientras el Ejecutivo Federal invierte esta cantidad en una aeronave para su servicio, en el Proyecto de Presupuesto 2015 se les quitan recursos a partidas importantes.

A manera de ejemplo, citó una reducción de 1,208 millones de pesos para el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), a través del cual, entre otras acciones, se compran medicamentos, agua potable, alimentos, ropa y artículos de limpieza y aseo personal para la población en situación de emergencia como consecuencia de los fenómenos naturales.

Asimismo, para el próximo año se proponen 970 millones de pesos menos para la Dirección General de Carreteras, a pesar de que tramos carreteros, puentes, caminos, entre otras vías de comunicación terrestre, que fueron afectados por “Ingrid” y “Manuel”, y los dañados por “Odile”, en Baja California Sur; se encuentran todavía intransitables, afectando severamente la economía regional.

Asimismo, comentó que el proyecto de presupuesto enviado por Peña Nieto, afecta también a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte; al Consejo Nacional de Fomento Educativo; y al Instituto Nacional de Infraestructura Física y Deporte; a los que en total se les quitan cerca de 800 millones de pesos.

El coordinador perredista apuntó que si el gobierno federal considera necesaria la compra del avión, esta decisión debería ir acompañada cuando menos de un plan de austeridad que tiene que ver con aceptar avanzar en la transparencia, en la rendición de cuentas y el combate a la corrupción.

Y desde luego, remató, “como parte de eso, en el Congreso de la Unión se deben construir los acuerdos necesarios para aprobar la Ley de los Salarios Máximos para efecto de reducir en general las remuneraciones de los funcionarios de primer nivel para que nadie pueda ganar más que el presidente y se tenga un cierto orden en este aspecto”.

 

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad