Elisa Carrillo, la mejor bailarina del mundo

MÉXICO.- Hace una semana, Elisa Carrillo se convirtió en la primera mexicana y la primera latinoamericana en ganar el premio «Benois de la Danse», considerado el nobel del ballet clásico.

 

Lo recibió en una ceremonia en el Teatro Bolshoi de Moscú, en Rusia, por su interpretación de «Romeo y Julieta».

Actualmente, Elisa es la primera bailarina del Ballet Estatal de Berlín y es co-directora de la Compañía Nacional de Danza de México.

Elisa comenzó a estudiar danza clásica a los seis años, para después ingresar a la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del INBA.

A los 14 años, ganó medalla de oro y una beca para seguir estudiando en The English National Ballet School, en Inglaterra.

En Londres fue contratada por Reid Anderson, director artístico del Stuttgart Ballet de Alemania. Ahí se consolidó como solista, mientras estudiaba para maestra de ballet en el Ministerio de Cultura alemán.

En 2007 se integró al Staatsballett Berlín y fue elegida para hacer la Premier de Blanca Nieves.

En entrevista para el programa «Al aire con Paola», Elisa dijo que tras ganar el «Benois de la Danse» se siente «muy bendecida».

«Este premio yo lo veo más como una de las mujeres más destacadas, una de las bailarinas más destacadas, porque para mí hay otras grandes bailarinas que también se merecen esto. Humildemente puedo decirte que me siento como una de las más destacadas, pero la mejor creo que no existe solo una».

Elisa destacó el apoyo de sus padres, sus hermanos, su esposo y su hija, quienes están «detrás de mí en cualquier momento».

«Estoy muy agradecida y le dedico esto a mi país. Espero que pueda inspirar a nuevas generaciones a ver que los sueños se pueden lograr. Que esto pueda motivarlos a trabajar, a darse cuenta que así como yo comencé hace muchos años, tratando de luchar por un sueño, tratando de sobresalir ellos lo pueden lograr en cualquier profesión».

«El apoyo de tus padres, para mí, es el pilar más importante que tengo. Desde muy pequeña, tanto a mí como a mis hermanos nos han apoyado a lograr nuestros sueños. Es algo que también quiero ofrecerle a mi hija, que tenga la posibilidad de meterse en el mundo que la hace feliz. Es algo que cualquier persona necesita, tener una familia que te apoya».

La bailarina habló sobre el momento en que le fue otorgado el reconocimiento como la mejor bailarina del mundo.

«Apenas estoy empezando a entender lo que pasó. Fue un momento muy emocionante. Estaba junto con otras grandes bailarinas que admiro y que de hecho algunas han estado conmigo en los eventos que he hecho en México. Son amigas. Fue un momento que no esperé. Fui allá con la alegría de ser una de las ganadoras de ser elegida para se nominada, para mí ya era algo maravilloso. Fue todo como un sueño, pasó muy rápido».

«Feliz, no hay otra palabra para eso», señaló.

Sobre el papel de las mujeres que trabajan y tienen familia, afirmó:

«Las mujeres somos capaces de hacer todo. Tiene mucho que ver con la organización, una rutina, tener todo calculado, no duermo mucho, pero a veces uno está cansado y tener tantas cosas y ser madre para mí ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida. La energía va saliendo del amor y de la energía que me da mi hija».

Agregó que próximamente viajará a Alemania, pero que regresará a México para presentarse a principios de julio en el Auditorio Nacional con la gala «Elisa y amigos», entre otros proyectos.

 

Con información de Noticieros Televisa / Foto: Twitter / @ElisaCarrilloC

Noticias relacionadas

Accesibilidad