Cerrar (X)


Foto: López Dóriga

Embargaran propiedades de socio de Ficrea

Estado de México.- Edward Martín Regalado, socio fundador del despacho Regalado & Galindo, le comentó a Reforma que alrededor de 26 inmuebles, que en conjunto tienen un valor de 130 millones de pesos, y que son todos propiedad de Rafael Antonio Olvera Amezcua, socio principal de Ficrea, están en proceso de ser embargados.

Este despacho, que representa a varios ahorradores defraudados, encontró estas propiedades que se encuentran todas en el Estado de México:

  • Ocho casas, 2 departamentos y tres lotes con un valor en conjunto de 56.5 millones de pesos en Tlalnepantla.
  • Tres edificios, 6 casas, un departamento y un lote por 13.4 millones de pesos en conjunto en Naucalpan.
  • Dos lotes de 30 millones de pesos cada uno en Valle de Bravo.

Martín Regalado señaló que existe una demanda civil en contra de Olvera Amezcua para que el juez congele estos inmuebles, inicie el proceso de embargo, y se usen estos bienes para el pago de lo que sus clientes perdieron en la SOFIPO, de acuerdo a la publicación de esta mañana en el portal online de López Doriga.

“No hay que dejarlo de lado, el principal defraudador es Rafael Olvera y la primera acción tiene que ir en contra de él y lo importante es que cada inmueble sirva para responder por las inversiones”.

Además, agregó que con esta demanda también busca dejar un precedente, para que el responsable del fraude deba resarcir el daño provocado.

“Si creas una empresa para hacer fraude, como es el caso de Ficrea, deben de pagar ese delito”.

Demanda a la CNBV

El abogado también demandará a la CNBV con la Ley de Responsabilidad del Estado, por lo que solicitó a esta institución que le responda a 200 preguntas, mismas que usará para argumentar mejor las razones de esta querella.

En total Martín Rebollado expone que son cuatro las causas por las que estaría demandando al Estado: desde 2009 la CNBV debió emitir una regulación secundaria para la operación de las SIFPOS, misma que emitió hasta el pasado 12 de enero; que la CNBV permitió que Olvera tuviera el control de la SOFIPO por más que ya tuviera dos demandas por delitos financieros en dos bancos.

Además de que la autoridad no pudo detectar y evitar la transferencia de los recursos de Ficrea a Leadman, otra de las compañías de Olvera Amezcua; y por último que Olvera tuviera el 99.92 por ciento de Ficrea, por más que la ley prohíbe esta concentración.

En caso de que el litigante gane el juicio, el Estado tendría que pagarle a los afectados de Ficrea todas sus pérdidas monetarias.

 

Fuente: López Dóriga

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad