Foto: Karina Cuevas

Emprendedoras convierten PET y latas en joyería

MÉXICO.- La cultura de separar la basura y reciclar se encuentra en la forma de vida de muchos.

Para un grupo de mujeres de Cuautla, Morelos, el reciclaje significa un antes y un después. Con su creatividad, han logrado diseñar hermosas piezas de joyería echas con PET y latas.

También diseñan esferas navideñas y distintos objetos de decoración. 

«Nos dieron un curso en donde nos enseñaron a darle vida, nueva vida a esos materiales que pues para muchas personas, para todos más bien, es basura», cuenta Natividad García García, cooperativa «Revive».

Ellas se acercaron a la Fundación Doña Margarita que les ofrece cursos en distintas áreas, tanto en el Estado de Morelos como en Hidalgo.

«Durante más de 20 años hemos logrado beneficiar a más de 17 mil mujeres afortunadamente en diferentes oficios, en temas también de desarrollo humano y temas de cuidado de su salud», señaló Anahi Estrada, de la Fundación Doña Margarita.

Les han enseñado también diversas técnicas para que logren desarrollar sus propios negocios, hasta formar una cooperativa a la que llamaron «Revive». 

«Nosotros les dimos las herramientas para que fueran una empresa formal, entonces la Fundación Doña Margarita las capacita en temas de negocios, justamente en temas legales para tener un negocio, temas fiscales y pues les da todo el acompañamiento para que su negocio sea algo formal», dijo Anahí.

Aunque no todo ha sido fácil. Aún hay muchas personas que se niegan a valorar la belleza de estas piezas echas con materiales reciclados.

«En un inicio pues se formó la cooperativa y pues como todo emprendimiento, todo negocio, pues iba lento a lo mejor, con etapas de no venta, de que a muchas personas no les interesa mucho el llamado reciclado», señaló Natividad García García.

Lo cierto es que para ellas, este negocio les ha permitido solventar los gastos en casa.

«Mi esposo es carpintero, a veces tiene trabajo, a veces no, y pues aquí cuando empezamos al principio nos iba bajo, ya después de unos años empezamos a subir y pues entre los dos llevamos los gastos», contó Mariana García Ortega, de la cooperativa «Revive».

Estas mujeres retomaron su negocio, porque con la pandemia tuvieron que detener la producción, pues las ventas se desplomaron hasta un 70 por ciento.

Afortunadamente, muchas mujeres han podido seguir capacitándose ya que la fundación continúa ofreciendo cursos en línea.

Con información de Noticieros Televisa / «Al aire con Paola» / Karina Cuevas

Noticias relacionadas

Accesibilidad