‘En Bolivia están matando a mis hermanos’: Evo Morales

MÉXICO.- El expresidente de Bolivia, Evo Morales, denunció que la represión que se vive en su país ha dejado un saldo de 30 muertos y calificó estos actos como «genocidio».

 

«En Bolivia están matando a mis hermanos».

En conferencia, pidió construir una Comisión de la Verdad para aclarar lo sucedido el 20 de octubre y llamó a organismos internacionales a intervenir en un diálogo para pacificar al país.

«Estamos invitando a algunas instituciones y organizaciones internacionales, así como al hermano papa Francisco, la ONU y otros para que haya una Comisión de la Verdad sobre la elección del 20 de octubre», comentó.

Dijo que cuando tomó la presidencia, las fuerzas armadas contaban con un solo helicóptero y cuando lo obligaron a dejarlo ya contaban con 25, pero que nunca se pensó que el ejército fuera a usar todos el armamento para reprimir al pueblo.

Evo Morales insistió que en Bolivia hubo un «un golpe cívico político judical» y acusó a la presidente interina, Jeanine Áñez, por la crisis que se vive.

Culpó a sus adversarios de no respetar la Constitución y de no ser «sinceros con el pueblo» y que si hay manifestaciones es porque el pueblo sabe que se cometió un fraude, pero no por parte de él.

«Mi pecado es ser indígena, mi pecado es ser cocalero», dijo el ex presidente, al asegurar que lo ha dado todo por la patria y que así lo seguirá haciendo.

Volvió a responsabilizar a sus adversarios políticos de «incendiar las casas de los bolivianos», afines a él y dijo que dejó una Bolivia en desarrollo e hizo un llamado a los jóvenes a ser humildes y a los militares a no reprimir al pueblo y dijo que si quieren quemar casas, que lo hagan con la de él y no la de los bolivianos.

Agradeció a todos sus seguidores por el apoyo recibido y les aseguró que nunca robó nada y llamó a todos sus detractores a presentar pruebas de los supuestos robos.

 

Con información de Milenio / Foto: Carlos Jasso / Reuters

Noticias relacionadas

Accesibilidad