En la impunidad, ataques con ácido en México

MÉXICO.- Los ataques con ácido en México son cada vez más frecuentes, sin embargo las autoridades no cuentan con registros oficiales sobre estas agresiones. Tampoco está tipificado como un delito. 

 

Apenas en noviembre, el Congreso de la Ciudad de México aprobó reformas al Código Penal para aumentar las penas cuando a una mujer se le infrinjan lesiones por sustancias.

Las penas irán de nueve a 12 años de prisión y la sanción aumentará cuando el ataque sea por razones de género, cuando quien provoque las lesiones tenga un lazo familiar cercano con la víctima, así como en los casos en que las lesiones se consideren infames, degradantes o mutilantes.

La situación empeora pues la venta de ácido a nivel federal no está regulada y se puede conseguir sin restricciones, incluso comprar por internet.

Casos son muchos hasta ahora, todos siguen en la impunidad.

Uno de ellos es el de Ana Helena Saldaña, mercadóloga de 23 años. En noviembre del 2018, mientras entraba a su casa, una mujer le arrojó ácido en la cara y cuerpo, resultando con quemaduras de segundo y tercer grado.

Ana Helena Saldaña, víctima de ataque con ácido, dijo: “Es una tragedia que pasen este tipo de cosas, no solo aquí, en todo el mundo, es un ataque muy violento, muy agresivo con la piel porque obviamente su fin es destruirte por completo, marcarte, desfigurarte”.

María Elena Ríos Ortiz, una joven saxofonista, es el caso más reciente conocido hasta ahora y cuyo ataque también sigue impune.

«Malena» fue atacada con ácido en su domicilio el 9 de septiembre, en el municipio de Huajuapan de León, Oaxaca.

Ella ha tenido que esconderse, pues su agresor está prófugo de la justicia. Se trata de Juan Antonio Vera Carrizal, un exdiputado local del PRI y empresario con quien la joven tuvo una relación laboral y sentimental, y quien la amenazó en varias ocasiones.

Hasta ahora, por este caso, hay dos detenidos, los autores materiales del ataque, quienes confesaron que recibieron 30 mil pesos de manos del exdiputado para atacarla.

Ana Katiria Sánchez, abogada de María Elena Ríos Ortiz, detalló: “Estamos haciendo votos porque la Fiscalía General de Oaxaca encuentre las herramientas para detener al autor intelectual, hay mucha investigación que consideramos podría ya darse esta situación, y aparte la imputación directa”.

Desde febrero, la Fiscalía General de Oaxaca ofreció un millón de pesos de recompensa por la localización de Juan Antonio Vera Carrizal, pero sigue prófugo de la justicia.

Por lo pronto, la Unidad de Inteligencia Financiera congeló hace unos días sus cuentas bancarias, por detectar posibles operaciones de lavado de dinero.

 

Con información de «Al aire con Paola» / Foto:

Noticias relacionadas

Accesibilidad