Foto: Entrelienas.com.mx

En la ilegalidad, 15% de los hospitales en el país

México, DF.- La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) tiene detectado que cuando menos 15 de cada 100 clínicas y hospitales que operan en el país presentan alguna irregularidad, entre ellas que no cuentan con licencia sanitaria para operar o que no tienen las instalaciones adecuadas para hacerlo.

Esta situación, explicó el comisionado de Operación Sanitaria, Álvaro Pérez Vega, está relacionada con la falta de información de dueños de estas clínicas sobre los trámites que tienen que hacer o renovar para seguir operando, o por falta de inyección de capital.

“Tomando el indicador por las visitas y sanciones que hemos aplicado, nos representa que de cada 100 clínicas 15 podrían estar con este tipo de irregularidades en todo el país, tanto públicas como privadas (…) las faltas más comunes son por licencia sanitaria o avisos de responsabilidad sanitaria, así como que los equipos o insumos que se utilizan no son los más adecuados”, informó en entrevista con 24 HORAS.

En 612 operativos de verificación a hospitales y clínicas, Cofepris encontró irregularidades que calificó como “puntos críticos”, porque elevan el riesgo al paciente, como por ejemplo la falta de licencias en 91 establecimientos de todo el país, principalmente en el Distrito Federal y el Estado de México.

Este tipo de irregularidades son más comunes en las clínicas u hospitales que se dedican a proveer el servicio de cirugía estética. Para este tipo de procedimientos quirúrgicos, la proporción de establecimientos que operan sin permiso y cuyos médicos ni siquiera cuentan con una cédula que acredite su especialidad en cirugía estética es de 20 de cada 100 casos.

Aunque la mayoría de los casos se dan en el Distrito Federal y el Estado de México, estos también son frecuentes en estados fronterizos como Sonora, Baja California (específicamente en Tijuana) y Baja California Sur, donde las quejas están relacionadas con cirujanos generales que operan como si tuvieran especialidad en cirugía estética.

En 2014, la Cofepris realizó 148 visitas y suspendió a 26 establecimientos por presentar este tipo de irregularidades.

En estos lugares, las clínicas y supuestos hospitales aprovechan la cercanía con la frontera estadounidense para engañar a los clientes, a quienes les dicen que sus médicos están certificados en Estados Unidos.

El caso “Dolores Sanz”

En un comunicado de prensa emitido el martes, la Cofepris informó sobre la clausura del Hospital Materno Infantil privado “Dolores Sanz” (que se dedicaba a dar servicio a personas de escasos recursos) en la colonia Guerrero, Distrito Federal. La inspección y posterior suspensión temporal del establecimiento se derivaron de hechos ocurridos la semana pasada, cuando una mujer falleció frente al mismo después de que se le negó atención médica.

La Cofepris encontró que este hospital operaba desde el año 1937; aunque no había presentado incidencias, cambió de dueño pero no renovó su licencia sanitaria de funcionamiento. Además, la última revisión de los equipos médicos de emergencia data de 2009.

Después de la inspección y de hacerse acreedor a una multa que podría llegar al millón de pesos, el hospital todavía tendrá que demostrar (primero con evidencia documental y luego con una nueva inspección) que ya corrigió las 18 irregularidades encontradas por la autoridad sanitaria para poder volver a operar.

En una primera inspección, que continuó ayer miércoles, la instancia encontró 18 irregularidades entre las más importantes que no contaba con licencia sanitaria ni tenía aviso de los responsables legales, también presentaba fallas en el mantenimiento de equipo médico, como el desfibrilador (para resucitación), que no funcionaba.

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad