Cerrar (X)


En Querétaro, tener una estación de servicio sí conviene

Querétaro. – Querétaro cerraría el año sumando cerca de 300 estaciones de servicio de combustible.

El gerente de la Unión de Estaciones de Servicio de Querétaro (Uesqro), Enrique Arroyo Enzastiga, expuso que la entidad es una plaza rentable para operar gasolineras.

Para el año en curso, se tenía proyectada la apertura de 20 nuevas estaciones; sin embargo, la proyección anual incrementó y se prevé cerrar el 2018 con 30 nuevas gasolineras.

“hoy en día tenemos 293 permisos para operar en el estado, creemos que vamos a llegar a las 300 estaciones de servicio, sobrepasando el estimado que era un crecimiento de 20 en el año, creo que vamos a llegar a 30. A Querétaro lo ven como un punto muy rentable, como aún estamos en crecimiento, por lo tanto, deciden invertir tanto empresarios locales como de fuera del estado”, mencionó el gerente de la Uesqro.

En la entidad operan siete marcas, una de ellas es Petróleos Mexicanos (Pemex) que tiene presencia en 70% de las estaciones del estado, mientras que 30% restante es manejado por seis marcas: Mobil, BP, G500, Shell, Gulf Oil Corporation y Total.

“En materia de competencia, hay una mayor oferta para los consumidores, ya vemos siete marcas distintas en el estado, vemos diferentes tipos de combustibles con diferente aditivo, creo que es muy bueno para todos en general”, indicó.

Las nuevas marcas ,explicó, cursan una curva en sus ventas, de entre tres y cuatro meses, reportando incrementos de hasta 30% en el volumen, para posteriormente estabilizarse.

Abastecimiento

El establecimiento de marcas como Mobil ha impactado positivamente, al reducir la presión que en el 2016 reportó el estado por carecer de abastecimiento de combustible.

Arroyo Enzastiga explicó que al ser Mobil una empresa que importa gasolina de Estados Unidos, se ha desahogado la situación de desabasto.

“Ellos traen su producto directamente de Estados Unidos, utilizan tren, lo descargan en terminales de San José Iturbide e Hidalgo y eso sirve para desahogar a Pemex”, mencionó.

Solamente Mobil trae combustible directamente de Estados Unidos, dado que el resto de las marcas operan con Pemex y con aditivos propios.

Durante el 2018, los precios de los combustibles, tanto de gasolina como de diesel, han incrementado entre 13 y 14%, expuso, al referir que estas variaciones no estaba previstas por los mismos gasolineros.

En estos incrementos ha influido desde la recuperación del precio del barril del petróleo hasta la del tipo de cambio del dólar.

“Tenemos más o menos un promedio de 76 dólares por el precio del barril, según los expertos dicen que podamos llegar a 80, 85 este año y posiblemente a los 100 el próximo año”, expuso.

Los incrementos en el precio del combustible, indicó, han tenido un buen manejo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, mediante estrategias de flexibilización.

Por tanto, se pronunció porque la nueva administración federal mantenga estas estrategias.

 

Con información de El Economista

Noticias relacionadas

YouTube se cae a nivel mundial

martes 16 de octubre de 2018

AMLO
Accesibilidad