Equinoccio en Chichén Itzá: encuentro con ‘Kukulkán’

Mérida, Yucatán.- La precisión astronómica es un signo inequívoco de la cultura Maya. Así, al llegar el equinoccio de primavera, el dios “Kukulkán” se manifiesta en la Zona Arqueológica de Chichén Itzá.

«El 21 de marzo a las 16:45 de la tarde, el sol se oculta detrás de la cabeza de la serpiente y golpea la esquina del edificio, «El Castillo», formando siete triángulos perfectos de luz que asemejan el cuerpo de una serpiente descendiendo», explica Abel Adonai Padilla, Guía de Turistas Zona Arqueológica de Chichén Itzá.

Mira el reportaje en video.


Las primeras sombras de los cuerpos superiores del templo, dibujan los triángulos isósceles que conformarán a la serpiente emplumada. «En tiempos remotos, la cultura Maya lo veía y decía, ‘ahí está Kukulkán’, la serpiente emplumada, y tenemos 10 días para sembrar y 10 días para cosechar. Este sería el fenómeno del equinoccio en Chichén Itzá», explica el guía.

Poco a poco, la sombra desciende por “El Castillo” hacia la cabeza en forma de serpiente ubicada en la parte baja de la alfarda y, tras 45 minutos, el fenómeno se disipa.

«Chichén Itzá es uno de los sitios arqueológicos más representativos de Yucatán. De hecho, en el 2007 se hace llamar «Maravilla del Mundo» por el complejo del templo principal que se ve a mis espaldas, conocido como el templo de Kukulkán».

Son millones de turistas los que visitan la Zona Arqueológica de Chichén Itzá en el corazón de Yucatán; pero sólo algunos miles pueden presenciar el fenómeno del equinoccio, tanto en primavera, como en otoño.

«De hecho, en los últimos 10 años, más personas se han interesado muchísimo en la cultura Maya, atraídos por sus aportaciones a la matemática, la ciencia, la astronomía y costumbres que más de dos millones y medio de personas todavía preservan. El idioma todavía se habla aún».

Abel Adonai Padilla, guía de turistas de la zona arqueológica, destaca el valor científico y la precisión de los mayas, cultura obsesionada con el tiempo y sus ciclos.

«Este templo, ‘El Castillo’, es un símbolo de un calendario solar astronómico. Sus cuatro fachadas, las cabezas de serpiente, justamente en la base, sería el acceso principal. 91 escalinatas por cuatro lados, serían 364 y la plataforma que remata que remata la parte superior sería la extra, para los 365 días del año».

“Maravilla del Mundo” y a una hora de distancia de Mérida, Chichén Itzá, te espera en Yucatán.

Agradecemos las facilidades otorgadas por el Gobierno de Yucatán. Redes sociales: Facebook: @Yucatan.Turismo / Twitter: @YucatanTurismo / Instagram: @yucatanturismo

Realización: Rosy López

Reportero: Silvano Soto

Noticias relacionadas

¿Qué planteles de la UNAM siguen en paro?

lunes 17 de febrero de 2020

Accesibilidad