Equinoterapia y su efectividad en el tratamiento de problemas neuronales

MÉXICO.- Caballo como un medio de transporte. Como la extensión de un jinete. Como una herramienta de trabajo para muchos, incluidos policías.

 

O como terapia médica, un apoyo en el tratamiento de cierto padecimientos. Una esperanza de mejorar la calidad de vida.

Así para cerca de 800 personas, ya sea niños, jóvenes o adultos, que cada semana acuden a alguno de los tres Centros de Equinoterapia gratuita de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México.

Abimael, tiene 4 años, fue diagnosticado con espasticidad y atrofia cortical.

“Nació prematuro, a los ocho meses, y todavía cuando nació se le complicó al respirar, en base a eso lo tuvieron que entubar y eso fue lo que le causó la parte de retraso psicomotor”, dijo Ángel Juárez, papá de Abimael.

Desde hace dos años, Abimael y sus papás acuden cada viernes al Centro de Equinoterapia de Guelatao.

“Hemos visto avances muy notorios con él, de hecho cuando recién llegó no salía del círculo de lo que era su mamá y yo. (…) Ya entrando a equinoterapia ya amplió su círculo ya deja que cualquier persona pueda platicar con él, lo cargue, pueda convivir”, comentó Ángel.

“Hay niños que entran sin saber, sin poder caminar bien y de aquí después de los tres, cuatro años los niños empiezan a gatear y a hacer cosas que decían sus papás que no lo podían hacer”, afirmó Carlos Jiménez, Policía Segundo y equinoterapeuta.

Hoy Abimael tienen una postura más recta, puede sostener su cabeza y ya comienza a decir sus primeras palabras.

Cada terapia que se brinda en los Centros de Equinoterapia depende del diagnóstico de cada paciente. Dura cerca de 25 minutos y es dada por policías de la SSC, capacitados y certificados en fisioterapia.

Javier tiene 10 años y fue diagnosticado con síndrome de Asperger.

“Tiene un poquito más de dificultad para la socialización, no entiende mucho las reglas de la sociedad porque ve el mundo de forma directa, literal”, dijo Ismael Waldo, papá de Javier Waldo.

Sin embargo, desde hace casi medio año el contacto con los caballos se ha convertido en un aliado para el tratamiento de su padecimiento.

“Los caballos para él ha sido un parteaguas en su tratamiento, ya que ha tomado muchas terapias, pero con los caballitos se ha estimulado, ha hecho una buena conexión, él siempre está al pendiente de su terapia, no se quiere perder para nada. (…) A raíz de la equinoterapia él es más expresivo, puede articular más palabras”, agregó Ismael.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana cuenta con 80 caballos para dar terapias distribuidos en los tres Centros de Equinoterapia de la Ciudad de México: Guelatao, Bordo de Xochiaca y Jalalpa.

En entrevista con Paola Rojas, el Segundo Oficial Julio César San Pedro Celis, responsable de los Centros de Equinoterapia de la SSC, habló sobre el proceso de la equinoterapia.

“Los principios terapéuticos son tres: los impulsos eléctricos que transmite el caballo, el calor corporal del mismo caballo y el patrón tridimensional de la marcha del caballo, similar al del ser humano”.

Explicó que al llevar postura correcta sobre el animal, en el cinturón pélvico inician los impulsos eléctricos, se transmiten del caballo a la persona, suben por la médula espinal y llegan al cerebro.

“Provocan, se le llama sinapsis neuronal, y eso es lo que ayuda a crear nuevos movimientos, nuevas palabras, infinidad de situaciones”.

Asimismo, habló sobre los resultados que se han registrado gracias a la equinoterapia.

“Sobre todo en niños con síndrome de Down, Autismo, PCI, TDA, TDH, muchos síntomas que manejamos ahí, diagnósticos”, agregó.

 

 

Con información y fotos de Noticieros Televisa 

Noticias relacionadas

Accesibilidad