Es 2019 el segundo año más caluroso de la historia

México. – El planeta se está calentando más rápido que nunca en la historia de la civilización.

Cinco importantes evaluaciones independientes de las temperaturas globales en 2019 concluyeron que el año pasado fue el segundo más caluroso en 140 años de datos. El récord en 2016 llegó junto con uno de los eventos de El Niño más intensos jamás medidos, el cual tiene la tendencia a subir el promedio. Este año alcanzó la segunda lectura más alta sin una gran variabilidad natural.

Los resultados señalan lo que muchos científicos consideran una tendencia preocupante: el calentamiento global es gradual, con algunos años más cálidos y otros un poco más fríos y un cambio general ascendente. La década que comenzó en 2010 fue la más calurosa de la historia, y es la cuarta consecutiva en establecer un nuevo máximo. Los cinco años más cálidos se han dado desde 2015. Se espera que este año sea similar a 2019.

Debido a que algunos factores enfrían el planeta, la humanidad es responsable de más del 100 por ciento del calentamiento que se ha observado, asegura Katharine Hayhoe, científica climática de la Universidad Tecnológica de Texas.

En condiciones normales, sin calentamiento, los científicos esperarían que el 2.5 por ciento de la Tierra experimentara temperaturas “muy altas” en un año determinado. En 2019, fue el 52 por ciento de la Tierra. Casi el 10 por ciento del planeta estableció récords locales de calor para la temperatura media anual; ningún lugar batió un récord de frío, según Berkeley Earth.

Los hallazgos provienen de cinco de las principales organizaciones con programas de ciencias climáticas en todo el mundo: la agencia espacial estadounidense NASA, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EU, la Organización Meteorológica Mundial, Berkeley Earth –un grupo de investigación científica sin fines de lucro– y la Oficina Meteorológica del Reino Unido.

Los incendios mortales y destructivos de Australia continúan ardiendo a medida que el verano se acerca a su apogeo. El noreste estadounidense vio lecturas en la última semana habituales en mayo pero preocupantes en enero. Un equipo de climatólogos informó el 13 de enero que los océanos, que almacenan más del 90 por ciento del calor extra de la Tierra, experimentaron su temperatura más cálida el año pasado.

“Los impactos de estos récords todavía se están produciendo en Australia con el calor extremo, la sequía y los continuos incendios forestales y la crisis de la calidad del aire que afecta a millones y lo hará en las próximas décadas”, afirma Sophie Lewis, profesora titular de ciencias climáticas de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Canberra. “Así es como se ve el cambio climático”.

Los datos alimentarán el debate sobre cómo el mundo debería responder a un cambio en el clima. BlackRock, la casa de inversión con 7 billones de dólares en activos bajo administración, prometió esta semana vender sus tenencias de carbón. Está cada vez más claro que puede haber “este movimiento de capital global para hacer algo sobre el clima”, afirma Peter de Menocal, director del Centro para el Clima y la Vida de la Universidad de Columbia.

Con información de El Financiero.

Noticias relacionadas

Accesibilidad