Foto: ACG

Escasez de gasolinas en Morelia continuará; pobladores hacen filas kilométricas

José Cacho – Primera Plana Noticias

 

Morelia, Michoacán.- A 9 días de iniciar 2019, Morelia se paraliza lentamente con la falta de gasolina que lleva más de una semana afectando a las 90 estaciones de servicio, pues algunas lucen vacías, mientras que otras, repletas de carros y personas esperando a que lleguen las ansiadas pipas.

La escasez de gasolina impactó a tal grado la capital michoacana que cientos de vehículos dejaron de circular dejando casi vacías algunas calles de la ciudad, pues muchos esperaban en filas kilométricas con tiempos de espera de hasta 2 horas.

Foto: Agencia Altorre

Por la tarde del pasado martes se difundió en redes y mensajería que ya venía una flotilla de pipas desde Salamanca. Todo mundo se emocionó y empezó la sensación para ver en qué estaciones llegaban, pero rápido se disiparon las ilusiones al darse a conocer que esas 15 pipas sólo transportaban diesel. Así, la frustración regresaba y el calvario de nuevo comenzaba.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La poca gasolina en la ciudad fue racionada: sólo se vendían 20 litros por vehículo. En algunos lados no aceptaban garrafas, en otros oasis gasolineros, la gente esperaba o se desesperaba pues algunos llevan todo el día en la fila y no querían perder su turno.

En redes sociales se trafica con la poca gasolina que algunos alcanzaron a llenar en garrafas para venderla al doble de su precio promedio y sacar provecho.

En algunas estaciones de servicio se ve el desfile de gente, como la cercana a San Miguel del Monte, con carros que llegan y se van decepcionados de las malas noticias, pues la sagrada pipa llegará hasta el viernes, a decir de los mismos despachadores que repiten la misma frase a los desangelados conductores quienes, resignados, continúan su peregrinación para saciar la sed de sus vehículos a punto de apagarse.

Algunos conductores han decidido quedarse a dormir en sus vehículos esta noche, mientras se mantenga la fila, con la esperanza de que el vehículo cisterna llegue y poder volver a mover sus vehículos con el tanque lleno, aunque sea a precios altos.

Algunos se han arriesgado a viajar a otros municipios a cargar gasolina, las patrullas se ven menos en las calles, al igual que las ambulancias. Poco a poco Morelia se detiene por la decisión de la Federación de cerrar los ductos para evitar el huachicoleo, pero a un precio alto que se verá en las perdidas económicas, pues la capital michoacana tiene sed del combustible.

A 9 días de iniciar 2019, Morelia está a punto de detenerse y de seguir así. El descontento social incrementa pues la ciudad desgraciadamente fue diseñada para andar en automóvil y no está preparada para una sequía de este tipo que, en décadas, nunca se había vivido como ahora.

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad