Estados violentos, con policía patito

Ciudad de México.- Tres de los cinco estados mexicanos que EU señaló por sus altos niveles de violencia fallan en tener policías con certificados vigentes de control de confianza.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en Guerrero, que registró el mayor número de asesinatos entre enero y noviembre de 2017, sólo 37% de sus elementos de seguridad pública municipal y estatal tienen vigentes los avales que les exige la ley para desempeñarse en el cargo.

En Sinaloa, también incluida en la alerta de viaje del gobierno de Trump,  la cifra de agentes sin capacitación adecuada ni evaluaciones actualizadas es de 42% y en Michoacán de 68 por ciento.

3 con alerta

Guerrero, Sinaloa y Michoacán, tres de los cinco estados señalados por Estados Unidos como destinos peligrosos para viajar, tienen pocos uniformados con certificado de Control de Confianza

Por sus niveles de violencia, Estados Unidos recomendó no viajar a cinco entidades, tres de las cuales tienen muy pocos policías con certificados vigentes de Control de Confianza.

El miércoles pasado, el gobierno estadunidense emitió una recomendación de viaje para que sus ciudadanos eviten visitar Guerrero, Michoacán, Sinaloa, Colima y Tamaulipas.

Guerrero fue la entidad con el mayor número de asesinatos en el país durante los primeros 11 meses de 2017, y sólo 37% de sus elementos de seguridad pública municipal y estatal tienen vigentes los certificados de Control de Confianza que exige la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública para poder desempeñarse en el cargo.

El último reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) indica que Guerrero tiene un estado de fuerza de siete mil 784 policías, de los cuales sólo dos mil 905 tienen actualizadas las evaluaciones.

La carencia de policías preparados y capacitados para desempeñarse en el cargo posicionó a la entidad con el mayor número de asesinados, así como una de las más violentas en el país durante los primeros 11 meses de 2017.

Según el último reporte del SESNSP, dos mil 288 mujeres y hombres fueron asesinados entre enero y noviembre del año pasado, la cifra más alta en las 32 entidades federativas del país.

Además de los homicidios dolosos, Guerrero, registra 69 víctimas de secuestro, así como 166 de extorsión.

La falta de profesionalización de los elementos de Seguridad Pública en Guerrero no es exclusiva de esa entidad.

En Sinaloa, que también es señalada en la alerta de viaje de Estados Unidos, sólo 42 por ciento de sus policías tiene vigentes los certificados de Control de Confianza.

El informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública detalla que Sinaloa, la sexta entidad con más asesinatos en 2017, sólo tiene certificados a dos mil 402 policías de los cinco mil 718 que trabajan en sus corporaciones.

Los registros indican que en Michoacán sólo 68 por ciento de los siete mil 264 policías que tiene registrados cuentan con los controles.

La falta de profesionalización de los elementos ocurre en las 32 entidades del país, ya que ninguna tiene certificado al 100 por ciento de su personal, a pesar de que se han incrementado los centros de evaluación, pues en cada estado por lo menos hay una instalación para aplicar las pruebas.

Los motivos

Los principales motivos por los que el personal de seguridad no aprueba los exámenes son porque no tienen las capacidades sicológicas, físicas o porque su calidad de vida no corresponde al salario que perciben. Otro de los motivos es por suministrarse sustancias toxicológicas que no se permiten en el interior de los cuerpos de seguridad.

En algunos casos, de acuerdo con autoridades consultadas del SESNSP, se detectó que los elementos tienen hogares, autos o lujos que no son costeables con el sueldo que perciben al desempeñarse como policías.

Las discapacidades físicas o mentales causadas por el estrés laboral y las actividades que realizan durante los operativos que desarrollan las instituciones son otro de los principales factores para el rendimiento del personal, lo que dificulta su actuar durante y después de las horas de servicio.

Las fuentes consultadas explicaron que la falta de personal, las demandas laborales presentadas por los policías y la carencia de recursos para poder liquidarlos conforme a la ley son los principales motivos por los que no se ha separado al personal de los cuerpos de seguridad.

Fuente: Excelsior

Noticias relacionadas

Accesibilidad