Estrena Netflix “Black Mirror: Bandersnatch”, su primera película interactiva

Estados Unidos. – Este 28 de noviembre Netflix estrenó en su plataforma el episodio/película “Black Mirror: Bandersnatch” en el que el usuario puede influir en la trama.

En el último capítulo de la serie sobre perversiones tecnológicas, titulado Bandersnatch, Netflix ha decidido hacer una película interactiva. Literalmente, el espectador puede tomar decisiones sobre la historia desde su mando a distancia sobre la marcha. No hay un episodio, hay millones de episodios posibles.

El formato, que la compañía había probado ya en películas infantiles, añade un elemento de videojuego a una de las series más populares del mundo. El experimento global empezó este viernes.

Bandersnatch se desarrolla a principios de los años ochenta. El protagonista es un joven que trata de programar un videojuego durante la explosión de los ordenadores personales. A los pocos minutos, el espectador se encontrará una pregunta intrascendente en la pantalla (elegir una marca de cereales para desayunar) para que vea cómo funciona la interacción con su mando a distancia.

Según avanza la historia, cada tres o cinco minutos tendrá que ir eligiendo opciones, no tan amables. Un buen capítulo de Black Mirror busca perturbar al espectador. Bandersnatch busca que la perversión de la historia surja del propio espectador. Lo lleva “al siguiente nivel”, en palabras de Todd Yellin, jefe de Producto de Netflix, “más intenso”. “Vamos a hacerte sentir responsable de lo que pasa”.

Más allá de la artificiosa narrativa de la propuesta de Charlie Brooker (guionista) y David Slade (director) para Netflix, ‘Bandersnatch’ destaca por las cifras que rodean su guion y los desafíos tecnológicos a los que se han debido enfrentar sus responsables y la plataforma de video para poder materializar el divertido experimento.

Según ha afirmado el propio Slade, se rodaron más de cinco horas de metraje para dar forma a “Bandersnatch”, traducidas en una experiencia con cinco finales distintos a los que puede llegarse en sesiones de visionado interactivo que pueden ir desde los 40 minutos para la más breve hasta las dos horas y media para la más extensa.


Estas duraciones están ligadas al billón de combinaciones posibles que pueden darse en la historia en base a las elecciones que se tomen, siendo algunas de ellas más relevantes que otras, y reduciendo otras a lo puramente anecdótico.

Para hacer la reproducción de “Bandersnatch” lo más fluida posible, en Netflix han tenido que modificar el modo en que procesan y transmiten su contenido. Debido al carácter interactivo de la película, el reproductor debe ir precargando dos caminos posibles constantemente para dar fluidez al stream una vez el espectador seleccione la opción deseada.

Con información de El País y Espinof.

Noticias relacionadas

Accesibilidad