Cerrar (X)



Foto: AFP

Exigen vecinos destrucción de crematorio en Acapulco

Acapulco, Guerrero.- Guantes de látex, batas de quirófano, mucha cal y costalillas recargadas en las paredes permanecen dentro del inmueble de 150 metros cuadrados. Un policía estatal merodea la zona blindada con una cinta amarrilla que indica que por allí no se puede pasar. El olor es tan penetrante que revuelve el estómago de quien se anima a mirar lo que hay dentro.

Han pasado ocho días desde que Guerrero volvió a ser noticia internacional con el hallazgo de 60 cuerpos embalsamados en Crematorios del Pacífico, en la colonia Llano Largo, en la avenida Cayaco Puerto- Marqués, una zona peligrosa a la periferia del puerto.

El escándalo de un posible fraude enchinó la piel de los familiares de personas que fueron cremadas en ese lugar, les parecería un horror, coincidieron, saber que lo que tienen en sus urnas es sólo cal u otro polvo. Toda la semana la rutina para ellos fue similar. Acudieron a la Fiscalía Regional de Acapulco a dejar copias de actas de defunción que acreditaban que en el negocio, que según las autoridades dejó de funcionar hace un año, fueron incinerados sus seres queridos.

A la fecha, de acuerdo al área de Comunicación Social de la Fiscalía General del Estado (FGE) han acudido con documentos en mano 229 personas a exigir muestras de ADN, que descarten que alguno de los 60 corresponde a sus familiares, de lo contrario no tendrían manera de saber si lo que tienen en sus urnas pertenece a los restos de sus seres queridos.

Dentro de la casona hecha con materiales improvisados: lámina y tablarroca, se observan en las rendijas que lo permiten, materiales como cal y artículos de como agujetas, lápices, cubetas de plástico. El operativo de cuidar el inmueble pasó a la Fuerza Estatal, explica un comandante, y a la Policía Investigadora Ministerial (PIM) cuyos tres elementos descansan frente a los uniformados, con la peculiaridad de que no portan uniforme ni patrulla oficial: están en un Jetta negro.

Martha Sánchez, explica que en Llano Largo hay unas 10 mil personas, es un pueblo- colonia, donde sí han ocurrido varios hechos violentos, pero su petición es que limpien. “ Queremos seguir con nuestras vidas, que se lleven todo lo que hay dentro de ese lugar, que lo destruyan”.

Dice que tiene una pequeña nieta y varias familias también tienen niños, y les preocupa tener alguna enfermedad a consecuencia de los olores que han respirado durante 10 años.

El coordinador de Servicios Periciales de la FGE, José Manuel Martínez Hernández, precisó que su equipo terminó la preparación de cuerpos el jueves, todavía este viernes por la mañana terminaban algunas muestras odontológicas, para que los peritos de la Procuraduría General de la República (PGR), quienes harán las identificaciones genéticas, empiecen a trabajar, proceso que podría iniciar este sábado.

La FGE descarta la toma de muestras de familiares de desaparecidos que acudieron a preguntar si podían ser candidatos a la identificación. La postura del encargado de la dependencia, Miguel Godínez, es: únicamente quienes traigan actas de defunción. El fiscal regional de Acapulco, Fernando Fernández, dijo: “Ya es paranoia, hay gente que nada tiene que ver en este caso”.

Fuente: Informador.com

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad