Foto: 24 Horas/Especial

Exoficial mayor de la ALDF presenta pruebas a su favor

México, DF.- Aarón Josué Ramos Miranda, exoficial Mayor de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), se reunió por espacio de media hora con integrantes de la Comisión de Gobierno para hacer entrega de una carpeta con documentos que, aseguró, prueban su inocencia sobre los señalamientos anónimos de presunto enriquecimiento ilícito y relación con la delincuencia organizada. 

Esto luego de que el pasado lunes circuló un video en redes sociales en el que se cuestiona por qué Ramos Miranda pasó de vivir en un departamento “de interés social” a otro “con todos los lujos” en Lindavista, en la delegación Gustavo A. Madero y luego a una zona “muy exclusiva” de la Ciudad, publica El Universal.

Al respecto, Ramos Mirando señaló que dichos bienes inmuebles los adquirió antes de ser nombrado como Oficial Mayor del Órgano Legislativo capitalino y que lo hizo con recursos propios producto de más de 21 años de trabajo. 

“A partir de que fui nombrado Oficial Mayor no he adquirido ningún bien inmueble, cualquier cosa que tengo ha sido producto de mi trabajo como abogado”, afirmó. 

Sobre Rey Terán Estrada, a quien en el video se le señala como miembro de la delincuencia organizada, Ramos Miranda aclaró que fungió como su escolta personal y que cuenta con los permisos necesarios para portar arma de fuego. 

El ex Oficial Mayor de la ALDF mostró su disposición para acudir a las Procuradurías General de la República (PGR) y de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) para interponer una denuncia de hechos por la filtración telefónica que forma parte del video en el que se le señalan de presuntos actos de corrupción. 

Entre los documentos que entregó a la Comisión de Gobierno de la ALDF, que preside el perredista Manuel Granados, destacan la constancia del Registro de Servidores Públicos Sancionados en la Administración Pública del DF, donde no figura; una constancia de antecedentes no penales expedida por la PGJDF. 

Además entregó un certificado médico-psicológico, así como su declaración patrimonial antes y después del cargo de Oficial Mayor del recinto de Donceles. 

Ramos Miranda admitió que sí es su voz la que se escucha en la llamada telefónica que se difundió a través de un video anónimo, pero dijo que se trata de una conversación personal con un amigo de nombre Javier González. 

Dejó entrever que su renuncia como Oficial Mayor de la ALDF fue por convicción, para recabar las pruebas que sean contundentes, acreditar “mi inocencia” y agregó que su regreso a ocupar su cargo será una decisión política y administrativa que corresponde a los grupos parlamentarios.

 

Fuente: 24 Horas

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad