Cerrar (X)




Foto: Animal Político

Expropiación Petrolera, el legado cardenista para una nación

Ciudad de México.- El 18 de marzo se conmemora el aniversario de la Expropiación Petrolera llevada a cabo por el entonces presidente oriundo de Michoacán, Lázaro Cárdenas del Río, decisión que constituyó uno de sus legados más importantes y cuyas consecuencias repercutieron de manera definitoria en el curso político y económico del país.

En marzo de 1925, Lázaro Cárdenas del Río llevaba un año luciendo las dos estrellas junto al Escudo Nacional que le daban el rango de general de brigada, cuando se hizo cargo de la 36 Jefatura de Operaciones Militares de La Huasteca, con sede en Villa Cuauhtémoc, pleno corazón de la industria petrolera en esa época, informa Excélsior

La zona estaba caliente: los sindicatos y las empresas extranjeras le escamoteaban los impuestos al gobierno y se mantenían enfrascadas en diferendos laborales. La riqueza del subsuelo era evidente: el petróleo salía prácticamente con simplemente hacer un hoyito y la avaricia de las empresas no tenía límite.

El 18 de marzo de 1925 —cuando el general Lázaro Cárdenas estaba en la zona, él llegó 16 días antes— Excélsior publicó en la primera plana esta noticia:

“Un gran pozo petrolero que ha brotado en Tierra Blanca”. La información señalaba que ese pozo, el número 44, que se había empezado a perforar el 15 de febrero anterior, era capaz de producir entre 150 mil y 200 mil barriles diarios.

En esas tierras veracruzanas, el general michoacano de 30 años de edad conoció y vivió personalmente la forma arbitraria como se manejaban las compañías petroleras, todas extrajeras.

Fue testigo de cómo sometían a los trabajadores y cómo, con el amparo del gobierno de Estados Unidos, intentaban ponerse por encima del gobierno mexicano del general Plutarco Elías Calles, amagando, incluso con una invasión militar, para proteger a sus empresas petroleras.

El 29 de marzo de 1927 el titular principal de Excélsior dice: “Infame maquinación para que México y los Estados Unidos rompieran sus relaciones”.

Se trataba de la información que intercambiaron funcionarios de Estados Unidos, en preparación de una invasión militar por los desacuerdos entre el gobierno de México y las empresas petroleras.

 El plan estadunidense estaba en documentos que fueron interceptados por el presidente Calles y revelados por el diario estadunidense The New York Times un día antes.

El rotativo neoyorquino tituló en su primera plana esa información así: “Encontraron documentos fabricados que atacan a México en un complot para generar una crisis; Calles tuvo acceso a mensajes. Los interpretó como una incitación a la guerra o respaldando una revolución”.

Fue a raíz de este hecho que el presidente Calles le ordenó al general Cárdenas prenderles fuego a los pozos petroleros si se daba la invasión estadunidense programada y descubierta gracias a un espía que Calles tenía y que se identificaba en los documentos como “10-B” y de quien hasta ahora no se conoce su identidad.

Esa vivencia que Cárdenas del Río tuvo durante tres años (dejó la Huasteca en 1928 para ser gobernador del estado de Michoacán, ya como general de división), marcó el criterio del general Cárdenas hacia las empresas petroleras.

La presidencia de Lázaro Cárdenas inició en 1934.

En ese tiempo las empresas petroleras extranjeras radicalizaron su postura frente al Estado Mexicano. Al grado de incumplir un laudo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Todo eso fue clave para que el 18 de marzo de 1938, cuatro años después de haber llegado a la Presidencia de México, ejecutara lo que se convirtió en su legado histórico: la Expropiación Petrolera.

CON MÚGICA EN LOS CAMPOS PETROLEROS

Con motivo del 35 aniversario de la Expropiación Petrolera, el domingo 18 de marzo de 1973, Excélsior publicó en el suplemento Diorama de la Cultura un texto del historiador Armando de María y Campos sobre ese hecho titulado La expropiación: verdad verdadera y verdad política.

El texto publicado post mortem, De María y Campos murió en 1967, fue publicado en virtud de que arrojaba “nuevas luces sobre nombres, fechas y sucedidos de la intensa etapa que culminó con el mayor acto independiente de este siglo”, dice uno de los sumarios del artículo.

En el texto de De María y Campos, que se especializó en la vida del general Francisco J. Múgica, michoacano, que ya en 1925 era exgobernador de ese estado, menciona que Cárdenas y Múgica —quien llegó a ser secretario de Economía y de Comunicaciones en el mandato de Cárdenas— juntos, vieron de cerca la situación de la zona petrolera, el comportamiento de las empresas y la situación de los trabajadores.

En una anotación del 19 de abril de 1954 en sus apuntes, el general Cárdenas recordó que Múgica llegó a la Huasteca como socio de Luis Cabrera y ambos representaban los intereses de la Casa Núñez, una empresa mexicana que llevó a juicio a la petrolera Pen-Mex, que Múgica y Cabrera ganaron.

“En varias expediciones que realicé por los campos petroleros de las compañías extranjeras me acompañó el general Múgica y juntos presenciamos la actitud altanera de los empleados extranjeros con los trabajadores mexicanos.

“Las compañías estimulaban la rebelión en contra del gobierno para consumar sus despojos a los dueños de terrenos y extraer de contrabando la mayor cantidad de petróleo. La vigilancia de los inspectores del gobierno no podía resultar eficaz con rebelión en la propia zona.

“Mantenían a la población obrera en pésimas habitaciones, en tanto que las casas de los empleados extranjeros sobresalían por sus comodidades.

“Fue en una ocasión que cruzamos con el general Múgica por los campos petroleros de Cerro Azul y Potrero del Llano, nos vimos detenidos en las puertas de las compañías, que carreaban los caminos, y fue después de una hora de espera que llegaron sus guardias a abrirnos paso. Y eso ocurría al propio comandante de la Zona Militar. Había que tolerarlos por las consideraciones que les concedía el gobierno. Comentamos con el general Múgica tan humillante situación para los mexicanos”, escribió el general Cárdenas.

 

Lee investigación original y completa en Excélsior

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Fear
Accesibilidad