Foto: Cuartoscuro

EZLN exhorta a acompañar lucha por normalistas

México, DF.- El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) pidió esta madrugada a los familiares de los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero, a que «no descansen y no dejen de luchar por la verdad y la justicia» para que regresen con vida los 43 estudiantes.

De acuerdo con El Universal, en la ceremonia para recordar el 21 aniversario del levantamiento armado, el Subcomandante Moisés, dio el abrazo solidario a cada uno de los familiares de los 43 jóvenes que llegó hasta esta comunidad ubicada en Los Altos de Chiapas, para participar en la Fiesta de la Rebeldía y la Resistencia Anticapitalista.

En la plaza central de la comunidad, los zapatistas colocaron 46 sillas que representan los 43 jóvenes desaparecidos y los tres más que fueron asesinados ese 26 de diciembre en Iguala, Guerrero; los comandantes zapatistas cedieron su espacio a los familiares y se instalaron a pocos metros del templete.

Fue el Subcomandante Moisés, que a nombre del Comité Clandestino Revolucionario Indígena (CCRI), Comandancia General del EZLN, que leyó un comunicado, donde dijo que la lucha que han emprendido los familiares de los estudiantes «es ejemplo y el alimento que nos dan a quienes queremos la verdad y la justicia en todos los suelos del planeta».

«Los que sabemos y recordamos en esta lucha de Ayotzinapa es que solo como pueblos organizados vamos a encontrar la verdad», agregó.

Pero «no sólo la verdad desaparecida en Ayotzinapa, también todas las verdades que han sido secuestradas, encarceladas y asesinadas en todos los rincones del planeta tierra».

Y sólo «sobre esa verdad ahora ausente podremos construir la justicia», remarcó el insurgente.

Agregó que los zapatistas ya no confían en «los malos gobiernos», porque estos «solo sirven a los grandes capitales», por lo mismo, «todo lo que queramos como pueblos lo tenemos que construir entre nosotros», como lo hacen los familiares de los jóvenes de los asesinados y desaparecidos de Ayotzinapa, ellos que construye su «búsqueda de verdad y justicia».

Minutos antes del evento, los comandantes David y Tacho y otros insurgentes, colocaron 46 sillas, para recordar los 43 jóvenes desaparecidos y los tres más que perdieron la vida en el ataque del 26 de septiembre, en Iguala, Guerrero.

Cuando inició el evento, los asistentes de México y de 26 países más, lanzaron consignas en apoyo de los familiares de las víctimas, para luego demandar justicia por los 43 jóvenes que aún permanecen desaparecidos.

Dos padres de familia les tocó hablar y uno de ellos, Mario César González Contreras, de Tlaxcala, explicó que en los tres meses de búsqueda de los 43 jóvenes, han recibido de las autoridades diferentes versiones sobre la desaparición de ellos.

Las autoridades primero les dijeron que a los muchachos los mataron y los destrozaron, luego que los quemaron, la tercera que los ahogaron en un río y la cuarta ahora «nos los quieren entregar incinerados», pero esta versión carece de sustento y a las autoridades «se les está cayendo», por lo que están decididos a que aparezcan los jóvenes «aunque en ello se nos vaya la vida».

Y remarcó: «Nuestros hijos no tienen precio, no se venden, nuestros hijos es lo más sagrado que tenemos como pobres, y no vamos a parar hasta encontrarlos y vengan las consecuencias que vengan, así perdamos nuestras vidas; si nos quieren matar no nos importan, ahora sabemos la porquería de gobierno que tenemos».

Un vocero del Congreso Nacional Indígena (CNI) habló de la lucha que han emprendido los pueblos originarios de México por el agua, la tierra y los recursos naturales.

Además enumeró que en los últimos años han sido asesinados varios dirigentes comunitarios, por «grupos paramilitares».

Por su parte Moisés, dijo que los zapatistas no pierden de vista, ni cierran los oídos al dolor y la pena de los padres los normalistas y pidió a sociedad civil nacional e internacional a acompañar «en su lucha a los familiares de Ayotzinapa en su búsqueda de la verdad y la justicia».

Hizo un llamado los pueblos originarios que están agrupados al CNI, a que reciban en sus territorios a los padres de los jóvenes normalistas, para que «formemos un remolino de viento para que regresen nuestros desaparecidos; formemos una sola ola y envolvamos a estos malos gobiernos que tanto daño han hecho; hay que organizarnos».

La ceremonia para recordar el 21 aniversario del alzamiento del EZLN, concluyó después de las 01:00 horas de este jueves.

Fuente: El Universal

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad