Foto: El Universal/Archivo

Forenses argentinos no fueron testigos del hallazgo del fragmento identificado

México, DF.- El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) informó que no fue testigo cuando la Procuraduría General de la República (PGR) recuperó la bolsa de plástico en el Río San Juan donde se encontraron los restos de Alexander Mora, que sirvieron para confirmar el deceso del normalista.

Dicha bolsa, puntualizó el EAAF, ya estaba abierta cuando el grupo de expertos argentinos fue convocado al lugar donde los buzos de la Policía Federal la habían encontrado, publica este día El Universal.

“El EAAF no estuvo presente en el momento en que buzos y peritos de PGR recuperaron dicha bolsa ni participó en el hallazgo de dicho fragmento. El fragmento en cuestión fue encontrado en una bolsa de plástico recuperada por buzos de la Policía Federal del Río San Juan, que fue entregada posteriormente a peritos de la PGR”, dijo en un comunicado.

Horas después del anuncio de la PGR de que los restos encontrados en la bolsa correspondían con el ADN de los familiares de Alexander, el equipo argentino forense emitió su información aclarando que “el EAAF fue convocado por la PGR al lugar cuando ya se encontraba la bolsa de restos abierta y la muestra en cuestión ya se encontraba junto con otras sobre un área de limpieza. El EAAF participó en otros hallazgos de restos a la vera de dicho río junto a peritos de PGR”.

Precisó que lo anterior no afecta la identificación de los restos del joven Alexander, “pero considera que es importe aclarar que no fue testigo del hallazgo del fragmento que culminó en esta identificación”.

También señaló que hasta el momento no se cuentan con la certidumbre científica de que los restos recuperados en el basurero de Cocula correspondan con los del río San Juan, con lo que más pruebas que permitan corroborar la versión de los tres detenidos del grupo delictivo de ‘Guerreros Unidos’ que declararon que luego del basurero donde fueron incinerados los cuerpos de las víctimas, los restos que quedaron y las cenizas fueron arrojados al referido afluente.

“Se recuperaron restos humanos quemados y calcinados tanto en el río San Juan como en el basurero de Cocula; la evidencia que une a ambos sitios por ahora, es esencialmente testimonial; es decir, se desprende por el momento del testimonio de los inculpados”, puntualizó.

En opinión del EAAF —agregó en su comunicado— falta aún mayor evidencia física que una los hallazgos de ambos sitios y los exámenes de los restos, por lo que el proceso de búsqueda de los 43 desaparecidos restantes debe continuar.

Fuente: El Universal

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad